No soy muy dado a celebraciones, pero como dicen que los 40 es una cifra especial, me voy a dar el homenaje de felicitarme. Cuando empecé el blog, terminaba con la década de los 20, y hoy, inauguro los 40.

Una edad, que se asocia a crisis, algo que no me preocupa demasiado, porque a mi modo de ver, ya he pasado por algunas, independientemente de la edad. También es época que muchos aprovechan para homenajearse con deportivos o relojes, así que a esto último, ¡si que me apunto!