Debo reconocer que el lingote de Robotto has despertado mi nostalgia, y es que durante aquellos maravillosos años 80, muchas cosas no eran como ahora, y otras si lo eran.

Me resulta especialmente destacable, como funcionaba el marketing, y la influencia que tenía en mi, y otros niños y adolescentes del momento. Como hoy día, combinar éxito en TV o cine, con la correspondiente versión para ordenador, solía resultar exitoso. Y eso, a pesar de la calidad normalmente mediocre de esos títulos.

Probablemente no sabíamos lo que era una licencia, ni como funcionaba el sistema, lo que si sabíamos, es que nos gustaba participar en nuestras casas de la experiencia que teníamos por otros medios.

En lo que a mi respecta, sólo las conversiones de recreativas eran preferibles a títulos como estos…