Prosigo con mis libros. Esta vez he vuelto a Amazon como con Lo mejor de J.G. Chamorro, y es que pienso que una tarea así representa un gran esfuerzo personal, y a tenor de lo visto con Diamantes Positrónicos parece que como lectores no valoramos aquellos que es gratis.



Observador, metódico, excéntrico. Paul Davis no es un detective convencional. Su trabajo es encontrar y recuperar relojes. Y lo hace muy bien. Armado siempre con su tarjeta suiza y con una despierta y viva sagacidad, resuelve los casos más escabrosos y los misterios más oscuros superando cualquier tipo de dificultad que se presente.

Tras ocho años de ausencia en las librerías, el célebre Paul Davis, vuelve a relatarnos sus aventuras. En esta ocasión, en un relato muy especial en el que el lector podrá descubrir sus orígenes, y el nacimiento de la “Franz LZ Insurances”.

“Una novela llena de intriga y deducciones. Un disfrute para la imaginación capaz de entretener a cualquier lector, pero que apasionará a todos los entusiastas de la relojería, y los seguidores de Davis” (Literatura Hoy)

“Paul Davis es un soplo de aire fresco en lo que a personajes detectivescos se refiere. Un investigador al que todos deberíamos conocer” (Super-Misterios).