He sido defensor de Kubuntu desde la versión 9.04, aunque para ser sinceros, la nueva 10.10 me ha dado bastantes problemas. Desde la desaparición del audio durante la actualización, hasta variados problemas con Plasma en la instalación limpia.

Conozco gente que sigue muy satisfecha con KDE, pero cada vez comprendo más a aquellos que desean la vuelta a la versión 3, con las mejoras de la 4. Y es que KDE 4, es muy bonito, y lo es cada vez más, pero también es cada vez más lento, difícil de usar, y sin apenas nuevas funcionalidades.

De manera que en dos fines de semana, me he propuesto instalar cada una de las distribuciones de *Ubuntu Linux que ofrece Canonical.

Las versiones 10.04, comparten todas ellas el kernel 2.6.32, GRUB 2, ext4 como sistema de archivos por defecto, y al heredar históricamente de Debian, el soporte de paquetes .DEB.

Kubuntu 10.04
Lo comentado anteriormente, con el escritorio de KDE 4.4 basado en Qt 4.6, y como he dicho anteriormente, el más bonito de todos.

Su filosofía es muy similar a la de Windows Vista/7. Con una barra de tareas en la parte inferior, y un menú de inicio sobre el que podemos buscar.

El explorador de archivos Dolphin, es de lo más completo en el mundo Linux. Utiliza Konkeror como navegador web, que renderiza bien las páginas gracias a Webkit, pero que no es todo lo rápido que debería. Incorpora OpenOffice como suite ofimática, que sin ser tan rápida ni potente como Office, es más que suficiente para el 90% de los usuarios.

Sin drivers propietarios, perderemos los efectos avanzados, y el rendimiento gráfico bajará ostensiblemente. Hay algunos problemillas entre las opciones de pantalla de KDE y del driver privativo (en mi caso de Nvidia), de las que no se advierte.

Es tremendamente personalizable, tanto en cuanto a apariencia, como en cuanto a funciones. Lo malo es que es fácil desconfigurar algo, y no saber como volverlo a sus valores por defecto. ¿Tan complicado es añadir en Plasma un comando de restaurar valores por defecto? Consume algo más de memoria de Ubuntu (220 Mb.), pero a cambio diría que es algo más rápido.

La traducción al castellano es completa y bastante buena.

El proceso de instalación realiza las preguntas al principio, y en 25 minutos termina.

Xubuntu 10.04
Utiliza el gestor de ventanas Xfce 4.6 basado en GTK+ 2, y pretende ser un reemplazo ligero sobre Ubuntu. Lo consigue, y es en efecto algo más ligero que GNOME, aunque no como para compensar las pérdidas de funcionalidad.

El paradigma de trabajo es similar al de MacOS, o de otro modo, parecido a GNOME en Ubuntu. Los botones de Aceptar y Cancelar están invertidos, pero los controles de minimizar, maximizar y cerrar en el sitio correcto. Utiliza un menú de aplicaciones en la parte superior, y una barra de tareas en la inferior.

El explorador de archivos Thunar está en la linea de Nautilus, y cumple su cometido. Viene con Firefox como navegador web, y AbiWord como procesador de textos. Personalmente muy mal escogido, ya que ni aportan un elevado rendimiento, ni tampoco muchísimas características. De nuevo, son sencillos de reemplazar por nuestros preferidos.

Necesita controladores privativos para sacar todo el rendimiento gráfico, aunque en este caso, si se avisa del conflicto entre las propiedades de pantalla de GNOME y el panel de control de Nvidia. El sistema va algo más rápido que con GNOME o KDE, aunque no he notado grandes diferencias de velocidad como si ocurría con LXDE. El consumo de memoria está entorno a los 120 Mb.

El proceso de instalación realiza las preguntas al principio, y en 20 minutos termina.

Lubuntu 10.04
Tiene como gestor de ventanas a LXDE 0.5 basado GTK+ 2, y en este caso si que consigue una gran ligereza. Las características perdidas siguen estando ahí, pero a cambio podemos poderlo con muchísima soltura con 64 Mb. de memoria.

La forma de trabajar es muy similar a la de Windows 9x. Con una barra de tareas y menú de inicio en la parte inferior.

El explorador de archivos PCManFM es sencillo y usable. Viene con Chromium como navegador, y Abiword como procesador de textos.

No requiere drivers avanzados para funcionar, por lo que las versiones open source son válidas para moverlo.

Tareas que deberían ser sencillas como tomar una captura de pantalla, o conectar a un recurso compartido Windows, no lo son por defecto. El rendimiento es magnífico, tanto a la hora de arrancar, que lo hace en pocos segundos, como cuando trabajamos con él. El consumo de memoria está entorno a los 60 Mb.

La traducción al castellano es buena, aunque incompleta en un 15%.

El proceso de instalación es diferente a los otros tres, ya que arranca en modo "LiveCD", con un acceso directo en el escritorio para instalarlo, de manera que la instalación se hace más rápidamente, y desde un entorno Lubuntu. El proceso ha tardado apenas 15 minutos.

Ubuntu 10.04
Usa el gestor de ventanas GNOME 2.30 basado en GTK+ 2. Ha mejorado mucho en cuanto a apariencia, aunque todavía no es lo prometido por GNOME 3.

Es aproximadamente igual de veloz que KDE, pero siendo mucho más difícil romper cosas.

El paradigma de trabajo es parecido al de MacOS. Con una barra de menús superior, y las aplicaciones abiertas en la parte inferior. Los controles de minimizar, maximizar y cerrar están "en el sitio incorrecto", de igual forma que los botones de Aceptar y Cancelar, aunque es fácil acostumbrarse.

El explorador dearchivos es Nautilus, que no está mal, y viene con Firefox como navegador web. No es la mejor opción, por lo que se puede quitar y reemplazar por otro con facilidad.

Necesita controladores privativos para sacar todo el rendimiento gráfico, aunque en este caso, si se avisa del conflicto entre las propiedades de pantalla de GNOME y el panel de control de Nvidia.

Me encanta la posibilidad de tener la información metereológica asociada a la fecha y la hora del sistema, sin necesidad de widgets ni nada extraño. El entorno es bastante configurable, pero sin llegar al extremo de KDE. Lo bueno es que las personalizaciones son intuitivas y sencillas de aplicar. El consumo de memoria está entorno a los 180 Mb.

La traducción al castellano es completa, y de muy buena calidad. Diría que la mejor de todo el lote.

El proceso de instalación es el más lento (por poco) de todos, realiza las preguntas al principio, y en 35 minutos termina.

Por tanto Ubuntu no sea en valor absoluto el mejor de los cuatro, aunque si me parece de momento el más equilibrado.