Cuando a principios de los 80 vi lo que se podía crear con GRASP, me quedé maravillado. El primer software de creación de animaciones, surgió en 1984 de la mano de Microtex Industries, y se bautizó como GRaphics Animation System for Professionals (GRASP).

GRASP permitía crear contenidos al estilo del PowerPoint actual, o de las primera versiones de Macromedia Director, pero más de 10 años antes. A diferencia de estos, no tenía un entorno de trabajo visual, y se basaba en archivos de texto con el script, que se empaquetaban junto a todos los recursos necesarios en archivos .GL.

Se utilizaba para crear contenido multimedia con relativa facilidad, no en vano, el lenguaje de script que se usaba para programar, era muy parecido a BASIC. Colateralmente, y dado que todavía no había aparecido el formato FLI/FLC de Autodesk Animator, se usaba también para la distribución de animaciones.

Algo más tarde, y teniendo ya un PC, pude probar GRASP, y me encantó su sencillez, y el buen rendimiento que se obtenía. Lamentablemente era difícil de conseguir, ya que salvo las versiones antiguas que eran shareware, las recientes era comerciales, por lo que tuve que conformarme con una versión de 5 años de antigüedad. Tanto es así que 1996, cuando tuve que desarrollar Carrusel, me inspiré en los conceptos que recordaba de GRASP.

Cada nueva versión iba añadiendo más comandos, y más formatos de archivos soportados. Así, la versión 1 soportaba solamente gráficos CGA; la 2 de 1987 añadió fundidos y compresión de animaciones en base a diferencias entre fotogramas; la 3 de 1988 soporte EGA y VGA; y la 4 de 1991 permitió crear archivos ejecutables y sonido por el altavoz interno.

En 1993 se renombra el producto, y aparece Multi-Media GRASP 1 que añadía soporte de imágenes a 24 bits de profundidad de color y memoria virtual.

En 1995 se vende a G-Media, y se renombra como GLPro, apareciendo la versión 6 que representa una mejora global de todo lo que tenía GRASP, y poco después aparece también para Windows de 16 bits. En 1997 la versión 7, sólo para Windows, añade soporte de fuentes Truetype, salvapantallas, hotspots y antialias en los textos. La versión 8 de 1999 añade disponible para Windows de 16 bits y de 32 bits incluye un compilador modular (para incluir sólo las funciones que se usan), e integración con internet (FTP, HTTP, email, …).

En 2000, G-Media se vende a IMS Communications, y se lanza GLPro 8.1 con mejoras leves, y versiones alpha para Mac, OS X y Linux.

La filosofía de GRASP, y GLPro era que todas las funcionalidades no requirieran dependencias, por lo que no hacía falta instalar software adicional de cara a ejecutar las presentaciones. A pesar de ello, incluso en la versión 8.1, el runtime ejecutable, eran apenas 300 Kb, que lo hacían extremadamente compacto, y con mucha ventaja si se comparaba con otros productos.

En 2002, y tras el abandono de GLPro por parte de IMS Communications, la comunidad de usuarios de Digi-products, se pone a trabajar en AfterGRASP, una implementación desde cero de GRASP y GLPro, que a fecha de hoy sigue desarrollándose, aunque a no demasiada velocidad. Prueba de ello es que la versión actual, está más o menos igual que la de 2004.

AfterGRASP, disponible para Win32, y gratuito para uso no comercial, añade depurador, un nuevo intérprete que mejora la velocidad de ejecución hasta 50 veces, compresión GZIP, …

En la página de descargas podemos hacernos con el instalador de AfterGRASP en apenas 3 Mb., que incluye el editor, el compilador, el editor, y diferentes herramientas. Sin embargo, el principal problema del proyecto, es que de momento no hay ninguna documentación disponible para los desarrolladores, por lo que vale la pena hacerse con una copia de GLPro 8.1 y aprovecharse de ella.

Sin duda GRASP fue un producto revolucionario, que trajo nuevas capacidades multimedia a los PC bajo DOS, pero que por problemas internos, tuvo menos difusión de la que se merecía, y lo que es más grave, frenaron tanto su desarrollo, que lo que era un software que tenía 5 años de ventaja en el mercado, acabó siendo un software de nicho.

Con GLPro ocurriría algo parecido, partiendo de la excelente base de GRASP, consiguió mejorarla, e intentó luchas por su cuota de mercado intentando recuperar el tiempo perdido, y justo cuando tenían el soporte multiplataforma casi listo, volvió a detenerse.

AfterGRASP, queda ahora reducido a su comunidad de entusiastas, sin documentación, sin soporte multiplataforma, y sin un editor visual, desgraciadamente, no puede ser de otra manera.