Continuamos hablando del calzado de calidad Made in Spain. Hoy hablaremos de la marca zaragozana Agaré, fundada en la década de 1970.

Don Ignacio López, adquirió la empresa a su anterior dueño, que tenía intención de trasladarse a otra localidad, formando así Calzados Cioma, y manteniendo la marca Agaré. En la actualidad, sigue siendo una empresa familiar, que está en manos de sus hijas: Ana, Olga y Tere.

De hecho, al conocer el slogan de Cioma, en seguida me sentí atraído: “Somos una empresa familiar y llevamos más de 40 años fabricando zapatos cómodos hechos para durar“. Se caracterizan por su calzado de índole sport, que apuesta por la calidad enfocada a la duración. Unos aspectos que las grandes marcas están dejando de lado, pero que hacen que pequeñas empresas como la que nos ocupa, estén muy valoradas, tanto dentro de nuestras fronteras, como en Francia, Italia, Portugal, Bélgica, Suiza o Grecia.

El modelo que nos ocupa, pertenece a la Colección Mercado, y es la referencia M4197. Como es habitual, se presenta en una caja de cartón, que en este caso es de un reconocible cartón reciclado, una seña más en cuanto a los valores del producto que nos encontramos.

Una vez abierta, seguimos percibiendo el cuidado en los detalles. Los zapatos protegidos por bolsas de plástico, con bolas de papel en su interior para evitar que se deformen mientras estuvieran almacenados, y otra capa de papel recubriéndolos, para estar completamente seguros de su protección.

El zapato, viene con una sencilla etiqueta indicando su hecho en España. Como es habitual, habría sido interesante incluir información de la empresa, o más detalles del modelo en cuestión. Una forma, de sentirnos orgullosos de nuestra compra.

La calidad de las costuras, o el olor de la piel curtida, en seguida nos hace olvidar lo de la etiqueta. De nuevo, de la forma de hacer que tienen, donde a pesar de contar con un proceso productivo industrializado, siguen ejecutando muchas tareas de manera artesanal y única. Sin lugar a dudas, algo poco común en este rango de precios (unos 60€).

El interior, es bastante conservador, en mi opinión, no destila la imagen de informalidad que tiene el zapato por fuera. Pero no es algo que sea realmente importante, porque nadie lo va a ver.

La suela está pegada, y además cosida. Confirma el énfasis en que es un producto duradero, y me da mucha confianza. Siendo un zapato, sorprende su agarre que es muy bueno. Son unos zapatos, que se adaptan muy bien al pie, la razón es que tanto la suela, como el cuero del exterior, son muy flexibles y suaves, por lo que resultan cómodos a la hora de caminar.

Gracias a la tecnología Air System, que proporciona una cámara de aire en el tacón, la suela aísla muy bien de las irregularidades del terreno, y amortigua muy bien los impactos. Aunque no hablamos de un zapato pesado, no resulta tan ligero como en apariencia nos podría parecer.

Su estética es atemporal, y muy combinable, por lo que nos los podemos calzar, tanto vistiendo de una manera más informal, como más elegante, y no van a desentonar.

El envío no fue tan rápido como podría esperarse, pero por un buen motivo. Tardó unos 10 días desde que realicé el pedido, y el motivo del que os hablaba, es que los Agaré se producen bajo demanda. Una garantía de que los materiales, están en las mejores condiciones posibles.

Además de poderlos conseguir en tiendas físicas, tenemos la opción de adquirirlos directamente desde su Tienda online. Lo que me gusta de esta tienda, es que ofrece rebajas y promociones, como por ejemplo descuentos, o envíos gratuitos, lo que nos acaba generando un precio muy competitivo en el producto. Si por cualquier razón, el zapato adquirido no nos gusta, o no nos vale, tenemos 30 días para devolverlo, aunque en ese caso, los gastos de envío para la devolución correrán de nuestra parte. La pasarela de pago, permite pagar con tarjeta de crédito/débito, y también con Paypal, que es muy cómodo.

Después de los Pitillos Bluscher los Baerchi Carlo, y Fluchos Jordi me apetecía tener unos zapatos más informales, y por lo que he visto de momento, creo que he acertado de pleno.