Algunos eran de los Clicks de Famobil / Famosa, que nombre tan visionario, ¿verdad?. Una licencia de los alemanes Playmobil como ahora se les conoce. Otros, éramos de los patrios Airgam Boys de Airgam S.A..

Aunque los Click nacieron en 1974, no llegarían hasta nuestro mercado hasta 1976, el mismo año que aparecieron los Airgam Boy. En 1978 llegarían también los Coman Boys de Comansi.

Los hermanos Josep y Jordi Magrià Deulofeu, fundan Airgam en Barcelona, en el año 1954. El nombre es de hecho el apellido Magrià escrito al revés, que le daba una entonación muy internacional, llegan hasta México con el nombre Exin Boys, y a Grecia bajo la marca de Pyroplast Toys, en este caso con algo menos de calidad.

Tenían 8,5 cm de altura, eran algo más grandes que los Clicks, y a mi modo de ver con mejor diseño y calidad de materiales. Las dos piernas se movían independientemente, las manos rotaban, los pies se podían mover, y tenían diferentes tipos de facciones. Al mismo tiempo eran más pequeños y económicos que los Madelman.

La variedad de modelos era enorme, cientos de referencias, de casi todas las temáticas imaginables. De entre las que tuve, y aún conservo algunos, me encantaron los dos astronautas con los caballos y los robots de espacio; el buzo de oceanic; el enfermero de servicios de emergencia; el pirata de corsarios; el séptimo de caballería de Washington; el mago de circo; Red Masker, Aeroboat Panther Man y ULM Bird Man de Airgam Comics Super Fantastics; Aqua boat Bad Tiger de Super Diabolics.

Como podemos ver, a lo largo de su vida, supieron adaptarse a los tiempos el Conde Drácula, Frankenstein y Lucifer en la serie terror; los mencionados Super Fantastics en donde evitaban usar la imagen de los super héroes americanos, pero era sencillo identificar a Stars Man como el Capitán América, Bird Man era Batman, Red Masker hacía de Spiderman, Panther Man de Lobezno y Capitán Láser de Cíclope. Equipos de fútbol de la liga, o el mundial del 82, soldados, indios, vaqueros, y un largo etcétera.

Lo mejor sin duda eran los accesorios con los que venían, y que se contaban por miles, lo que unido a las manos de los muñecos, podían dejarlos, cogerlos en una mano o la otra, ponerlos en la cabeza, de capa, … Se vendían tanto en blisters individuales donde venía la figurita y sus accesorios, o en packs de varias figuras juntas, con sus vehículos, … Incluso los yogures Yoplait hubo una época en que regalaban un Airgam Boy por 30 tapas. ¡Qué tiempos aquellos!

Luego llegaría la fémina Miss Airgam, como símbolo del cambio de los tiempos, y los hábitos de juego, en clara competencia a la Clack, aunque naturalmente, todavía dentro de los papeles de la época (enfermera, maestra, amazona, peluquera, majorette, atleta, …).

Al precio de 135 pesetas en 1976 a 385 pesetas en 1983, eran asequibles, así que cumplían a la perfección como regalo de cumpleaños en aquellos años de crisis, mientras que los sets más caros y completos se dejaban para Navidades.

En 1986 aparecerían los Super articulados, pero el fin ya estaba cerca, y en 1987 Airgam cierra sus puertas por la creciente bajada de ventas debida a la amenaza multinacional que fabricaban con mano de obra barata.

Venden los moldes y el resto de stocks a Comansi, que los va vendiendo hasta terminar con las existencias. Hay que esperar hasta que Saica Toys / New Toys en 2003 Airgamboys, vuelven a lanzarlos, ahora con el nombre de Airgamboys, y fabricando en Alicante. Por desgracia tampoco duran mucho en producción, según se dice, por una demanda de Playmobil, aunque la realidad es más bien que debido al tiempo perdido, no tuvieron éxito con las nuevas generaciones de niños, además de su precio más elevado.

Desde hace algunos años, tienen mucho empuje entre los coleccionistas, con cotizaciones ciertamente elevadas, incluso en el extranjero, así que concluyo este artículo con cierta sensación de pena, que supongo es compartida por los que vivimos una infancia marcada por los Airgam Boys, una historia prolífica, pero efímera, y es que viendo el éxitos que siguen teniendo los Clicks, no me cabe duda que en un país más avanzado, los Airgam Boys habrían conquistado el mundo.