De niño era un chico de coches Guisval; teledirigidos Rico; bicicletas Orbea; TCR y sus accesorios; el Sinclair ZX Spectrum; las maquinitas Nintendo Game & Watch; y particularmente de TENTE, y los Airgam Boys. No me gustaba el fútbol, ni el baloncesto, ni las manualidades, ni la gimnasia. De hecho, siguen sin gustarme.

Así que mirando juguetes durante la campaña de Navidad, me entró un poco de tristeza al apreciar como los Playmobil, y los Lego, habían conquistado las estanterías de las tiendas, en detrimento de los ya extintos Airgam Boys y TENTEs, que no solamente eran Made in Spain, sino francamente superiores. Claro que en nuestra época, cuando estos juguetes vivieron su apogeo, tuvimos: Click (Famobil / Playmobil) de 7,5 cm lanzados en 1976; Boybis Movils (Jecsan) de 8 cm en 1976; Play Big / Cefa Boys (Cefa / Play Kit) de 9 cm en 1976; Coman Boys (Comansi) de 5,5 cm en 1978; Chiquival (Guisval) de 4,2 cm en 1980; o los Far Boys (Far Men); … Lo que indican lo populares que fueron estas figuras.

Me di cuenta que para reparar mi estado anímico, necesitaba Airgam Boys. Esos muñequitos con los que había compartido tantos años de la infancia, y que me habían dado momentos de juego tan agradables. No eran ni más ni menos que los aiganbois como yo los llamaba, y que me habían acompañado en buenos y malos ratos.

En 2003, Saica / New Toys, decidió resucitar los Airgam Boys, esta vez escritos todo junto como Airgamboys, y fabricados en España con los moldes originales de Airgam, que habían pasado a manos de Comansi. La distribución de la reedición la llevó a cabo Multiocio Evoé, y se encontraban con facilidad en comercios como Hipercor, FNAC y en las Tiendas Tipo.

El lanzamiento estuvo muy bien trabajado, con 17 figuras individuales que se vendían sobre los 5€:
– Referencia 001: Julio César.
– Referencia 002: Nerón.
– Referencia 003: Centurión.
– Referencia 004: Soldado Pretoriano.
– Referencia 005: Jefe Gladiador.
– Referencia 006: Gladiador.
– Referencia 400: General Custer.
– Referencia 401: Sheriff.
– Referencia 402: Buffalo Bill.
– Referencia 403: Billy el niño.
– Referencia 404: Toro Sentado.
– Referencia 700: Jefe de Bomberos.
– Referencia 701: Comisario de Policía.
– Referencia 702: Médico especialista.
– Referencia 703: Caco ladrón.
– Referencia 900: Escalador.
– Referencia 901: Submarinista.

La colección fue también fugaz, pese a la calidad equiparable a los originales de Airgam, la creatividad de algunos modelos como el ladrón-caco, y los complementos actualizados. Desgraciadamente, en su momento perdí la oportunidad de adquirirlos, de manera que en cuanto pude, conseguí un lote completo con las 17 figuritas, en estado nuevo, y con las cajas sin abrir.

Como antaño, las cajas individuales de 9 X 14 cm causan una excelente primera impresión. Ahora el frontal de la caja es de cartón opaco con una fotografía escenificada del muñeco, mientras que antes, era un plástico transparente para mostrar su contenido, acompañado de dibujos decorativos por los lados o bien paisajes que lo ponían en contexto recreando sus escenarios naturales muy evocativos. La añeja tenía más encanto, y era más práctica.

Un hecho tremendamente agradable se encuentra dentro de de cada caja, con una leyenda que nos recuerda que si por el motivo que sea el contenido nos ha llegado incompleto, nos pongamos en contacto con ellos, y nos harán llegar gratuitamente la pieza que falte. Lástima que luego, o al menos 11 años después, desde Saica no nos respondan a los emails.

Donde ganan los Airgamboys 2003 es en la parte de atrás de caja, que ahora incluye el inventario de figuras y accesorios que hay dentro de la caja, ya que como decía, sino no las veríamos. Las originales, mostraban referencias relacionadas con la que acabábamos de adquirir, que en sus años nos encantaba, aunque ahora no sea de mucha utilidad real.

El plástico con el que están construidos parece ser muy similar al original, pero el barniz exterior es algo diferente, el plástico de los zapatos es de mejor calidad, y el de los accesorios, mejor también porque es algo más blando.

La expresión de la cara en la reedición es más aniñada que en los originales, en este sentido, pierden un poquito de su carácter.

Lo que sigue sin cambiar, es el olor que se desprende cuando abrimos la caja, un aroma que nos llevará directamente 30 años al pasado.

Es interesante ver, como si en los 70 y 80 indicaban que eran recomendados para niños de 4-12 años, a pesar de que los jugamos antes o más tarde también. Quizás por eso, los de 2003, advierten que la edad mínima es de 36 meses.

Salieron al mercado también al menos 12 conjuntos, de los que poco a poco espero poder ir consiguiendo:
– Referencia 007: Cuádriga romana (set múltiple).
– Referencia 008: Catapulta romana (set múltiple).
– Referencia 009: Romanos con caballos (set múltiple).
– Referencia 050: Barco romano (set múltiple).
– Referencia 405: Séptimo de caballería con artillería (set múltiple).
– Referencia 406: Indios Western (set múltiple).
– Referencia 407: Vaqueros Western (set múltiple).
– Referencia 408: Séptimo de caballería (set múltiple).
– Referencia 409: Cazadores indios (set múltiple).
– Referencia 704: Emergencias (set múltiple).
– Referencia 902: Rafting (set múltiple).
– Referencia 903: Rafting dos figuras y barca (set múltiple).

Como en los genuinos, los modelos y conjuntos se agrupaban en series, teniendo la de New Toys únicamente: Roma, Oeste, Emergencia, y Ciudad. Como echamos de menos Espacio, Militares, Civiles y deportistas, y por supuesto a Miss Airgam.

A pesar de su gran éxito de ventas, los Airgam Boys originales tuvieron una vida de apenas 11 años (1976-1987), y son difíciles de encontrar, por no hablar de lo carísimos de sus precios. La cosa no se puso mejor con Saica, que tras 2 años (2003-2005), tuvo que parar su fabricación por el bajo nivel de ventas conseguido, así como las demandas del que ya hemos visto es el enemigo: Playmobil. Como puedes comprobar fácilmente si recorres internet, verás además que hay entusiastas de los Airgam Boys por todo el mundo.

Es la ley de la oferta y la demanda, por lo que unos juguetes que se caracterizaron por ser asequibles y accesibles, ahora son más bien lo contrario.

Como dato comparativo curioso, los Playmobil han fabricado desde 1974 casi 3.000 millones de Clicks, y afortunadamente no fabrica en China (Alemania, Malta, y España).