Análisis de barras de jabón de afeitar

Después de escribir Jabón de afeitar Epsilon Blue Mediterranean y crema Dapper Dan en donde reseñaba jabones de afeitar en crema, se me ocurrió hacer algo parecido al análisis de cuchillas de afeitar de hace algún tiempo.

Todos conocemos las barras de jabón de afeitado de LEA y de La Toja, aunque la variedad de marcas y variedades es enorme. El jabón en barra es quizás el material más conocido en el afeitado con maquinilla, sea ésta de tipo clásico o multihojas. Son productos económicos, que resultan ideales para poder experimentar nuevas sensaciones, y además que duran mucho, así que si nos convence el resultado, no tendremos que comprar otro durante algún tiempo. Además, gracias a internet, que con tiendas como Gifts&Care, nos ofrecen multitud de referencias en su catálogo, es fácil hacerse con ellos.

He tenido que acotar un poco la comparativa, por ejemplo dejando fuera a D.R. Harris que entendía que por precio quedaban algo alejados del aficionado de a pie. Debo aclarar también que he optado por las barras de jabón en vez de los tarros u otras presentaciones. El motivo es bien sencillo, ocupan menos espacio, así que puedes guardarlos en el armario e irlos rotando en cada afeitado. Me parecen la presentación ideal para probar.



Jabón de Afeitar Barra Arko 75gr

La marca turca Arko Men lleva desde 1957 en activo, de hecho el año en que lanzaron precisamente su jabón de afeitar muy similar a este. Turquía sigue conservando una gran tradición en cuanto a barberías y afeitado clásico, tanto con maquinilla como con navaja, así que saben de lo que hablan.

Este jabón es un producto muy asequible (2,95€), y que además trae más cantidad de los habituales 50g (75g). Sus cualidades son estupendas, no necesita demasiada cantidad de jabón en la brocha, espuma rápido y de manera generosa, facilitando el deslizamiento de la cuchilla.

Se lo critica por su aroma. Ciertamente no es un aroma elaborado, huele solamente a jabón. No es desagradable, pero deja a medias la sensación del afeitado. En mi caso el único fallo es que la barra de jabón viene tal cual, sin ningún mango de plástico con el que poder aplicar el producto.

Ingredientes: Potassium Tallowate, Stearic Acid, Potassium Cocoate, Aqua, Sodyum Palm Kernelate, Glycerin, Parfum, Paraffinum Liquidum, Titanium Dioxide, Tetrasodium EDTA, Etidronic Acid, Disodium Distrylbipheny Disulfonate.



Jabón de Afeitar Barra Derby 75gr

Derby es una compañía también turca, con orígenes que se remontan a 1940, y que desde hace años se conoce en el mundillo del afeitado clásico por sus cuchillas con estupenda relación calidad-precio. Este jabón es muy similar al de Arko, es incluso más barato (2,20€), trae una buena cantidad de producto, cunde mucho y espuma estupendamente. Y de igual modo sólo huele a jabón y no trae ningún mango para aplicarlo sin mancharnos. De hecho se dice que se produce en la misma factoría que el de Arko Men.

Ingredientes: Potassium Tallowate, Potassium cocoate, Stearic acid, Sodyum palm kernelate, Aqua, Disodium distrylbiphenly, CI77891, Paraffinum liquidum, Parfum, Geraniol, Benzyl alcohol, Linalool, Glycerine.



Jabón de Afeitar Speick 50g

Los alemanes de Speick comenzaron en 1928 y se han ido posicionando como una marca cosmética que apuesta por los ingredientes naturales y la tradición. Sus productos son de precio medio, y quizás por ello han ido ganándose poco a poco el reconocimiento de los usuarios.

Se trata de una barra de jabón del tamaño normal de 50g, Made in Germany, que se vende a 4,50€. Más caro que los productos de entrada, pero que viene con un práctico estuche de plástico transparente que ellos llaman «de viaje», y que podremos aprovechar para otros jabones.

Nunca había probado sus jabones (sí sus masajes para después del afeitado), y lo primero que me viene a la mente, es que me encanta su aroma herbal. Suave, pero perceptible. Espuma muy bien, puede que no tanto como los turcos, pero más que suficiente. El deslizamiento que se consigue es el mejor que he probado, estupendo. La sensación tras el afeitado, conserva aún el ligero aroma del producto, y deja la cara fresca. Sin lugar a dudas, mi favorito. Por ponerle una pega, el color. Es un rosa tenue que no me parece encajar con un jabón de índole masculino.

Ingredientes: Potassium Stearate, Sodium Stearate, Potassium Tallowate, Aqua, Potassium Cocoate, Sodium Tallowate, Sodium Cocoate, Parfum, Glycerin, Valeriana Celtica Extract, Lavandula Angustifolia Oil, Cetearyl Alcohol, Glyceryl Stearate, Tetrasodium EDTA, Tetrasodium Etidronate, CI 77891, CI 15985, CI 16255, Benzyl Salicylate, Eugenol, Limonene, Linalool.



Tabac Jabón de Afeitar Stick 100gr

Tabac es una marca reconocida por su fragancia, tanto en perfumes como en masajes, desodorantes, o para el caso que nos ocupa, jabones de afeitado. Los de Mäurer & Wirtz, lanzaron el jabón Tabac en 1959, causando sensación por sus aromas amaderados y con notas de hoja de tabaco, de ahí el nombre. Un mito que ha pasado a formar parte de la historia, una marca de siempre.

El precio asciende a 8,95€, aunque considerando que son 100g de producto, la diferencia no es tanta. Sin embargo, he notado que se requiere más cantidad de jabón y de agua que con el resto. Luego la espuma es muy generosa y densa, de excelente calidad, porque además resulta muy duradera. El olor me gusta por su clasicismo, es agradable, pero no me dice nada. Como Speick, Made in Germany.

Ingredientes: Potassium Stearate, Sodium Stearate, Potassium Tallowate, Potassium Cocoate, Aqua, Sodium Tallowate, Parfum, Sodium Cocoate, Glycerin, Potassium Hydroxide, Tetrasodium EDTA, Tetrasodium Etidronate, Sodium Hydroxide, CI 77891, Limonene, Hydroxycitronellal, Linalool, Citronellol, Courmarin, Alpha-Isomethyl Ionone, Geraniol, Evernia Prunastri (Oakmoss) Extract, Cinnamyl Alcohol, Isoeugenol, Benzyl Salicylate, Benzyl Alcohol, Eugenol, Citral, Evernia Furfuracea (Treemoss) Extract.



Jabón de Afeitar Sándalo Taylor of Old Bond Street Barra 75gr

TOOBS (Taylor of Old Bond Street) es una reputada empresa familiar que desde 1854 se dedican al cuidado masculino de lujo. El nombre viene de la prestigiosa calle londinense donde comenzaron. Ahora siguen ubicados en el centro de Londres y fabricando en el Reíno Unido, pero ya no en Old Bond Street.

Nos damos cuenta que este jabón es diferente, sin que sea necesario abrirlo. Primero porque 75g de producto cuestan 13,95€, de los más caros, pero después por los detalles. Un elaborado envase de plástico, que tiene incluso un tapón a rosca de calidad. En cuanto a la experiencia de afeitado, como el de Speick es muy buena. No hace falta demasiada cantidad, espuma rápido y bien, y la sensación que deja en la piel es muy agradable. El aroma tiene carácter, una mezcla de clásico y de actual. Sería mi segunda elección, porque a pesar que la barra nos durará como mínimo meses, su precio triplica al Speick. Una marca muy en la linea premium de los franceses de Martin De Candre y los italianos de Acca Kappa.

Ingredientes: Glycerin, Stearic Acid, Aqua, Potassium Hydroxide, Myristic Acid, Sodium Hydroxide, Coconut Acid, Parfum (Benzyl Benzoate, Eugenol, Citronellol, Benzyl Cinnamate, Benzyl Salicylate, Geraniol, Linalool).

7 comentarios en “Análisis de barras de jabón de afeitar”

  1. Interesante la descripción del jabón Speick. El aroma de hierbas me suena muy bien para el verano. Pero como sea para mi olfato demasiado suave, no sé yo.

    Yo estoy ahora mismo con dos (y ya está), la típica de La Toja, y una de LEA que compré hace poco. Ya se me acabó el cacho tubo de espuma de La Toja que se me ha hecho interminable, además de que ocupa a lo tonto lo suyo en el mueble, y no me parece mejor que el jabón. Sólo por el formato, me quedaré con las ganas de probar la crema de LEA mentolada que hablan de ella muy bien, pero es que es otro cacho tubo similar. El precio me tienta desde luego, pero me pesa por ahora más el tremendo formato que tiene.

    El aroma del jabón de la barrita de LEA ni lo recordaba.

    La verdad es que en jabones en este formato tan práctico, que se hace fácilmente más económico y que facilita tanto el tener unos cuantos en nada de espacio para ir variando está mal aprovechado. Sin tirar de «internéh» la verdad es que para otros aromas más fuertes, más herbales, más frescos, más… etcétera, en lo que es cercano de tiendas o experimentas con jabones más de tocador, o la cosa está eso, cortita y cerrada a La Toja, LEA si lo hay y poco más. Todos lo demás fabricantes habituales de jabones de afeitar, se fueron hace años a los geles, cremas y espumas bien en tubo o bien en envase presurizado (este último formato lo odio, otro envase caro y de residuo sin necesidad… encima en desodorantes da la impresión de que siempre es menos duradero y de menor cantidad de producto).

    Pero el caso es ese, que agoté por fin el tubo de espuma de afeitar, y en lo que acopaba (por fortuna de pie sobre su tapón, que si no llega a dar de alto el estante del mueble…), y al haber en su lugar las dos barritas de jabón, parece que tenga la mitad de cosillas de afeitado en el rinconcito de turno.

  2. Es un problema del que para mi adolecen muchos jabones Alejandro. El aroma es demasiado tenue, poco sensitivo a la hora de afeitarse. Algunos expertos dicen que es para no contaminar la experiencia con el after-shave, no puedo discutirlo, porque yo también soy un simple aficionado. Pero digamos que sacamos una barra de jabón de Floïd, obviamente combinaría mal con un aftershave de La Toja, ¿pero no es lo que quieren los fabricantes?, ¿que la gente compre jabón y after de la misma marca? El ejemplo está bien escogido, porque si hubiera un jabón de Flöid genuino, sería un fiel consumidor de él.

    El afeitado clásico tiene «dos peligros». El primero es que los productos suelen ser económicos, así que probarlos es poco arriesgado. El segundo es que suelen durar mucho. Si combinamos ambos, es fácil encontrarnos con un armario donde no caben todas las cosas. En mi caso, además del armario, las estanterías y un cajón, la repisa del lavamanos está llena de mejunjes. Si no me parecieron nada del otro mundo, porque los uso poco frecuentemente. Si me gustaron, bien porque me los reservo para ocasiones especiales, bien porque los alterno con otros, al final terminas que casi parece que tienes una barbería.

  3. Pues ya sabes, en otro arranque de compra compulsiva, compras el clásico identificativo de barbería, y ya tienes la ambientación casi completa en el baño. Ya llegará un buen sillón de barbería (estos sí que van muy cotizados). Je…

  4. Sí, son de exterior. Yo también los vi el otro día que estuve un rato escudriñando por G&C. xD

    O para habitaciones y cuartos de baños enormes y de techo alto. Si no, como que hay que tener cuidado con la cabeza al salir de la ducha y al levantarse del wáter. xDD

Deja un comentario