El Appreciative Inquiry (Investigación del elogio), es una teoría de organización de sistemas sociales, desarrollada por Cooperrider y Srivastva en 1987.

El concepto principal del Appreciative Inquiry, es el refuerzo de las tareas positivas que el grupo o el individuo han llevado a cabo con éxito. Dejando de este modo de lado los puntos susceptibles de ser corregidos.

Diferentes pruebas empíricas con grupos, demuestran que las llamadas de atención sobre lo que hacemos mal, solamente nos lleva a obsesionarnos por corregirlas. Cayendo al final en una espiral de ansiedad donde solamente vemos lo malo.

En el lado opuesto, los elogios positivos, refuerzan aquellas actividades donde el grupo es más fuerte, lo que lleva a perfeccionarlas cada vez más, y de forma indirecta a dejar de lado las actividades que peor funcionan. Redundando al final, en una calidad y eficiencia superior en las actividades.

Es un concepto que se puede aplicar en grupos de trabajo que se dedican a diferentes disciplinas. Quizás lo más revelador de todo, es que la teoría ha demostrado se eficaz en grupos que se encuentran en diferentes estadios de evolución: grupos nuevos, grupos viejos, grupos consolidados, grupos con conflictos externos, grupos con conflictos internos, … Lo que le da al Appreciative Inquiry, un rango de aplicación que es poco menos que global.

En mi opinión esta técnica, es la particularización a nivel grupal, de lo que el outsourcing es a nivel empresarial: Centrarnos y reforzar aquello que hacemos bien, dejando al margen aquellas tareas que no son nuestra especialidad.

El refuerzo de lo positivo, tiene el riesgo de caer en una excesiva especialización, por lo que debería ser complementado con otro tipo de tareas más generales, o bien aplicado en grupos multidisciplinares. Es perfectamente correcto centrarse en el mantenimiento del árbol, pero no debemos perder de vista que está dentro de un bosque.

A nivel general, reforzar lo que hacemos bien, ayuda a darnos auto confianza, al mismo tiempo que cohesiona al grupo, pues cada elemento individual es muy bueno en una/unas actividades.

La investigación del elogio, es asumible también a nivel individual, por lo que puede llegar a ser puesto en práctica como una forma de vida.