Decía Colin Chapman que un deportivo no tiene nada que ver con su potencia; y los ingleses de Ariel Motor han captado perfectamente el mensaje. Como ellos mismos dicen, "Si no es indispensable, no lo lleva".

Partiendo de un chasis tubular muy ligero, añadiéndole solamente los elementos indispensables, e incorporándole el motor del Honda Civic Type R, han construido el Ariel Atom 2.

La versión básica dispone de 220 CV a 8600 rpm, lo que combinado con los 456 Kg que pesa, asegura unas prestaciones de infarto.

En pocas palabras, el Ariel Atom 2, es capaz de ofrecer una relación peso potencia de 2 Kg/CV.