La informática es la disciplina con avance más rápido que ha existido, tanto es así que todos aquellos que seáis de mi generación, habréis podido ser testigos en primera persona de sus orígenes a principios de los años 80, hasta nuestra situación actual en 2012.

Bien es cierto que a simple vista la cosa no parece que haya cambiado tanto. Un Spectrum 16K conectado a una televisión en blanco y negro, tiene los atributos necesarios para ser asimilado como un ordenador personal como lo sería un PC de sobremesa de última generación.

Quizás esto se deba a que el paradigma de E/S no haya cambiado demasiado en estos 30 años. Seguimos teniendo un teclado como dispositivo principal de entrada, y una pantalla como periférico principal de salida. Internamente seguimos teniendo la clásica división de memoria procesador y bus, con algunos añadidos eso si. En cuanto a los programas, podríamos decir que continúan en donde Von Neuman lo dejara a principios de 1900.

Debido a que la arquitectura es esencialmente la misma, la evolución de la microinformática no ha llegado todavía a donde la ciencia-ficción pensaba, no tenemos ordenadores como HAL 9000 que son capaces de leer los labios, no tenemos ordenadores con programas de educación para nuestros hijos, etc. Sin embargo la cuestión va más allá, pues por capacidad, estas funciones son posibles a día de hoy.

Veamos entonces, como a pesar de no haber cambiado mucho, cuando profundizamos, nos damos cuenta que en realidad no es así. Esta primera parte de Avances en la informática personal, va a dar cabida a la Multitarea, Entornos gráficos, e Internet; mientras que la segunda hablará de Digitalización, Juegos, Portátiles y dispositivos móviles, y WYSIWYG, que en mi opinión representan en orden de mayor a menor, el impacto que la evolución tecnológica ha tenido en la informática personal.

Multitarea
En los años 80, existían grandes ordenadores que permitían multitarea, es decir ejecutar varias aplicaciones al mismo tiempo. Sin embargo con los 8 bits del MSX, Amstrad CPC o Sinclair Spectrum tan populares en nuestro pais esto no era posible. Cargar un juego o programa desde cinta, necesitaba irremediablemente de varios minutos de espera mientras cargaba.

Posteriormente con los 16 bits, DOS permitía imprimir documentos en segundo plano mientras realizábamos otras actividades, y ciertos programas residentes (TSR) se acercaban a la multitarea. No sería hasta DESQView para PC, o sistemas operativos más avanzados como el Workbench de Amiga que pudiéramos disfrutar de la multitarea más o menos real. Al menos lo suficiente para poder formatear un disquette mientras continuábamos escribiendo un documento. Windows 2 y 3 continuarían esa evolución en las casas de la mayoría de usuarios.

Cabe detenerse en este punto para resaltar la importancia de la multitarea, porque la idea de “hacer varias cosas a la vez”, es algo natural del funcionamiento del cerebro humano, al que no le gustan las esperas.

Ya metidos en los años 90, OS/2 2.1 y luego 3.0, basaban mucha de su publicidad comercial enfatizando las cualidades de multitarea. Era una mejora más de los sistemas anteriores, que explotaba los avances disponibles en el hardware a partir del Intel 80386, y las memoria de 4 Mb. o más. Con OS/2 podíamos ejecutar varias tareas simultáneamente de forma real, el software lo hacía muy bien por lo que el límite venía dado del hardware, fundamentalmente potencia de CPU y capacidad de memoria.

A principios y mediados de los 90, con Windows NT 3.5 y 4.0, se pulió todavía más la multitarea, era realmente suave y eficaz, y los equipos que lo usaban con al menos 32 Mb. de memoria, y procesadores potentes como los Pentium, eran capaces de ejecutar varias tareas simultaneamente de gran tamaño. Lamentablemente por motivos de compatibilidad y mercadotecnia, la mayoría de usuarios optaron por Windows 95 y luego 98, que en ese sentido estaba al nivel de DESQView o Windows 3, más que al de OS/2 o por supuesto Windows NT.

A día de hoy la multitarea es una característica natural, tanto es así que no conozco a nadie que tenga solamente un programa abierto, o que no haga uso de ella.

Entornos gráficos
Como usuarios avanzados que éramos, no nos gustaban los entornos gráficos. Pensábamos que la linea de comandos era suficientemente práctica, o bien que entornos de ventanas basados en texto aportaban todo lo que tenían que aportar. No obstante el tiempo demostró que los entornos gráficos, finalmente beneficiarían sobre todo a los usuarios novatos, pero también a los avanzados.

En cuanto a los entornos gráficos, vemos una profusión de productos, algunos de buena calidad, y otros no tanto, que tuvieron un tiempo de vida limitado sin llegar a ser demasiado populares. Podríamos citar a GEOS (que hoy todavía vive como Breadbox Ensemble), GEM, o DESQView/X (que implementaba X Window). No iba a ser hasta Windows 2, y sobre todo Windows 3, que a pesar de no ser productos demasiado avanzados, si que acabarían conquistando el mercado.

El siguiente salto vendría dado por el también efímero OS/2 (las magníficas versiones 3 y 4 no cuajaron como todos sabemos), y al mismo tiempo con Windows 95, que a pesar de sus limitaciones fue la plataforma escogida en mayoría por los usuarios hasta nuestros días.

Internet
Los comienzos de la red de redes, empiezan en época muy temprana, pero destinada a centros educativos y empresas. No es de extrañar que al igual que muchos de vosotros, a principios de los 90, pudiera usar FTP en la universidad, y algunos años más tarde la web desde la empresa en la que trabajaba, sin todavía tener conectividad a ella en casa.

Al principio la magia de internet era la cantidad de archivos disponibles, que pasaban por información técnica en formato texto, programas de dudosa legalidad, etc. La web, cambió la forma de presentar esa información, pero el contenido seguiría siendo esencialmente el mismo. Lógicamente si el acceso a la red se hacía desde universidades, y empresas tecnológicas, no tenía mucho sentido que independientemente del protocolo, hubiera otros tipos de contenidos.

A mediados de los 90 aparecería Infovía, y poco después los denominados ISP (Internet Service Providers) se multiplicarían. En ese momento, y aunque los clientes que adquirían el acceso a precios tan elevados seguían siendo técnicos y entusiastas, poco a poco la utilidad se fue abriendo, y la web empezó a llenarse de contenidos de otro tipo. Con el tiempo ha quedado constatado, que el contenido que haría que internet diera el salto, sería el pornográfico, sin duda algo que dice muy poco en favor del ser humano, pero del que me alegro que existiera para darle el empujón que los accesos a la web necesitaban.

Internet es algo que me sigue maravillando. A nivel técnico, sigue con los mismos protocolos de los años 60 y 70, la infraestructura ha mejorado para dar más capacidad, pero la base sigue siendo la misma. Es decir, los cambios que ocurren en internet, son más debidos a evolución social de los usuarios como colectivo, que a cambios técnicos. Todos recordaréis ejemplos de video bajo demanda en internet como Teknoland a finales de los 90, que entre otras cosas, llevarían al fracaso de la compañía, a pesar de que años después, esa misma idea sería implementada por gran éxito con Youtube. Y lo cierto es que muy a grosso modo, la tecnología de uno y de otro, eran muy similares, lo que corrobora el planteamiento anterior de que los avances que se producen en internet son impulsado por los usuario, más que por la tecnología.