Después de consecutivos retrasos en el desarrollo de la versión 5 de Avast!, ya tenemos entre nosotros la versión beta 2.

Avast! es el antivirus gratuito más popular en España, y uno de los más populares también en su versión de pago, cosechando gran fama sobre todo por la cantidad de características que ofrece su versión básica, superando a muchos productos de pago.

Esta versión, que incluye multitud de código nuevo, siendo por tanto una versión renovada desde la versión 4 introducida en XX años. Lo primero que vemos es su interfaz gráfico. Afortunadamente han caído los infames skins, y ahora, el entorno es sencillo, bonito, y sobre todo elegante.

Un nuevo motor de análisis, promete ofrecer mayores grados de detección, con falsos positivos reducidos. Aunque está por confirmar por parte de comparativas reputadas, de momento todo parece indicar que así será.

El módulo residente, implementa un caché para evitar el reanálisis de archivos ya conocidos si no se han modificado, lo que hace que sea menos intrusivo, y más ágil.

También ha caído el inútil VRS, y desgraciadamente el portado a x64, ha quedado aplazado para la versión 5.1. Sorprende que desde la beta 2, ya se de soporte al idioma castellano, donde sólo faltan por doblar las locuciones.

El producto se muestra estable, y en este sentido sólo puede que mejorar de cara a la versión final que se espera de aquí a pocos meses.

Veamos ahora que tanto ha mejorado esta última versión 5.0.104 (beta 2), comparado con la última 4.8.1351. Para ello, he procedido a analizar al completo una máquina virtual Windows XP SP3, con uno y otro. Estos han sido los resultados:

Avast! 5:

Vemos como en 7 minutos, el programa ha examinado 10.285 archivos (1,4 Gb.). El tiempo de CPU usado ha sido de 3:18, y el consumo de memoria al terminar ronda los 32 Mb. sumado a algo más de 11 Mb. paginados.

Avast! 4.8:

Vemos como en 5:38 minutos, el programa ha examinado 33.577 archivos (2 Gb.). El tiempo de CPU usado ha sido de 3:43, y el consumo de memoria al terminar ronda los 14 Mb. sumado a casi 34 Mb. paginados.

Sin duda las dos versiones parecen contar los archivos analizados de manera diferente, aunque si parece quedar claro que la versión 5 es algo menos estricta con ellos, e incluso en el análisis completo ha pasado algunos por alto. Esto explica porqué el consumo de CPU en la versión 5 es entorno a un 20% inferior.

Resulta chocante que a pesar del menor consumo de CPU, la versión renovada haya requerido un minuto y medio más de tiempo de reloj para finalizar el análisis. En cuanto al uso de memoria, Avast! 5 es muy prometedor siendo más parco que la 4.8, a pesar que no tenga aplicados los trucos habituales para paginar la memoria innecesaria.

Sin duda, no va a defraudar las espectactivas creadas, y merecerá la pena actualizar, pues vemos que el rediseño, así como el nuevo motor, no han alterado demasiado el consumo de máquina, y seguirá siendo mi producto recomendado para usuarios no avanzados.

Personalmente no me gusta que de momento requiera tener los servicios de Avast! funcionando para realizar escaneos bajo demanda, aunque esto podría cambiar en sucesivas betas.

Para ponerlo en contexto, vamos a comparar estas cifras con el último Antivir, en su versión 9.0.408, mi solución preferida.

Antivir 9:

Vemos como en 8:56 minutos, el programa ha examinado 33.273 archivos. El tiempo de CPU usado ha sido de 6:31, y el consumo de memoria al terminar ronda los 50 Mb. sumado a casi 46 Mb. paginados.

Y es que, el alto grado de detección de Antivir, tiene el precio de una lentitud extra, al menos en el escaneo bajo demanda. Bien es verdad que ese tiempo total, incluye el necesario para analizar rootkits y procesos críticos (16.463 ficheros), y que si descontáramos este tiempo, Avira habría logrado el análisis en 8 minutos clavados, pero aún así, estaría a cierta distancia de Avast!. Por otro lado, el consumo de memoria es más elevado también, aunque en este sentido en la protección residente se atenúa la diferencia.

Estamos ante un posible nuevo cambio, ya que si Avast! 5 demuestra las promesas en cuanto a detección y falsos positivos, mientras que pulen determinados inconvenientes (como el uso sin servicio), puede ser un sustituto muy a tener en cuenta, también para perfiles de usuario avanzados.

Para terminar, empecé hablando de las promesas incumplidas de Avast!, pero como aquí no se libra nadie, también debemos aplicar el respectivo rapapolvos a Avira, donde el prometido bloqueador por comportamiento, también está sufriendo más retrasos de los esperados, y por tanto causando que otras características, como el nuevo motor de actualizaciones, o la mejora del soporte de archivos comprimidos (como 7-Zip), hayan quedado aplazadas.