Durante el pasado análisis de los Baerchi Carlo, me quedó una grata impresión de la marca. Puedo asegurar que son unos zapatos cómodos, de buena calidad y que más de un año después siguen estando en perfectas condiciones.

Otro aliciente es que los toledanos de Baerchi son responsables al 100% de la fabricación del producto. Desde su diseño, hasta su fabricación íntegramente en España. En pocas palabras, tenía ganas de tener un par más de Baerchi.

Al principio barajé la idea de un zapato de tipo clásico pero en color marrón, la mayoría de los que tengo son de color negro, y esa era una forma fácil de variar y de poderlos combinar. Sin embargo, cuando vi en su web el modelo 5083, me pareció tan distinto de lo que ya conocía que me decidí por él.



Se trata de un calzado con apariencia informal, un look de sport y urbano que casi tiende a lo deportivo, pero que mantiene el buen saber hacer de Baerchi.

Nos encontramos con una renovada caja de cartón, mucho más moderna y agradable que la anterior de la marca, que es en la que se entregan la mayoría de calzados de la empresa a excepción del calzado clásico. El tono bicolor en color cartón y negro le da un reconocimiento de marca adicional. Es sencillo, a la par que elegante. No nos contamina con información innecesaria, y destaca lo primordial: Barchi, 1972 y Hecho en España.



En el interior nos encontramos el par de zapatos 5083 protegidos con papel para garantizar que nos lleguen en perfectas condiciones, algo particularmente importante con acabados tipo piel flor que son más delicados al desgaste. Llama la atención que esté firmado por Baerchi y Nuper. Nuper es otra marca de la propia Baerchi, muestra que el papel se aprovecha para ambas enseñas. Sin embargo de cara al comprador es un mensaje que confunde un poco. Uno puede pensar que es el nombre del modelo, o algún tipo de tecnología usada en su fabricación.



El resto es perfecto. La horma protegida por bolas de papel para evitar que se deforme el zapato, y hasta un calzador de cortesía que nos facilite la puesta. Ya he comentado en varias ocasiones que el calzador es algo que debería ser obligatorio en todas las marcas, así que me enorgullece que en Baerchi hayan pensado en ello.



El 5083 es un calzado perteneciente a la temporada de verano, y que forma parte de la familia Bruno de Baerchi desde hace unos meses. Lo primero que apreciamos es su construcción en una bonita piel de vacuno con acabado de serraje en un atractivo color azul jeans o denim. Es una combinación muy versátil, y que te puedes poner con casi todo, porque quedará bien.

Algunos aspectos lo hacen un zapato muy original. Por ejemplo lo que parece cordones, en realidad son elásticos que imitan esa forma, no es necesario atarlos, y ejercen el ajuste necesario para mantener el pié en su posición sin apretarnos.



Te puede resultar extraño que sea un zapato para el buen tiempo, porque mucha gente asocia la piel flor o serraje al invierno. Es algo que no tiene nada que ver, puesto que es simplemente un acabado, uno de los tratamientos que se le da a su superficie. En este caso es un calzado fresco porque la piel que usa es delgada y de calidad.

Con el uso comprobamos que es muy flexible, lo que incentiva la comodidad, pero además evita las desastrosas grietas que vimos en las Yumas Malta. Por tanto, nada que objetar en cuanto a comodidad en el pie y durabilidad.

Es muy ligero, pero no a costa de una suela que apenas tenga amortiguación como ocurre en muchos zapatos, sino que logra ese poco peso sin sacrificar en prestaciones. Ello se debe a su suela con tecnología Ultralight. No es de caucho sino que está fabricada a base de EVA (etilvinilacetato o acetato de vinilo) un plástico que hasta el momento es considerado como el mejor material para la suelas, por sus cualidades en cuanto a durabilidad y aislamiento del terreno.



El interior cuenta con refuerzos textiles, y la plantilla anatómica está forrada con material textil, de manera que además de darle ese toque sport al zapato, resulta muy agradable al contacto. Algo muy a tener en cuenta si cuando llega el buen tiempo sois de los que preferís calzar sin calcetines.



Las costuras a contraste de color blanco, junto a la discreta etiqueta de Baerchi en el lateral refuerzan su estilo modernos a la par que artesanal.



El PVP es de 64,90€, aunque es relativamente sencillo de encontrar por unos 55€. Visto los visto, no es particularmente caro, pero tampoco es económico. Sin embargo comparándolo con mis Baerchi Carlo no me explicaba la diferencia de precio existente, así que decidí contactar directamente con la marca y plantearles la cuestión directamente a ellos. Amablemente atendieron mi consulta, y me despejaron cualquier tipo de duda:

En efecto la diferencia de precio con respecto a otros modelos, es apreciable. Sólo la piel de vacuno que utilizan los modelos del BRUNO con respecto al de otros modelos como el 3401 o el 2632 que mencionas es más del doble. Es otro tipo de piel mucho más fina y con unos acabados muy superiores. El vacuno que utilizan lo modelos de la gama BRUNO es de excelente calidad, lo irás observando con el uso.

La suela ULTRALIGHT está fabricada en goma EVA, de una ligereza inusual, pero con una durabilidad y agarre muy altos. Es una mejora en cuanto a prestaciones que impacta en el precio final del producto. Como orientación podemos decirte que cuesta tres veces más que las convencionales.

Finalmente los modelos de concepción más clásica están compuestos por unas 4 piezas de cuero. En el 5083 la cifra aumenta hasta más del doble, un total de 10 piezas, lo que impacta en el coste de la mano de obra.

Por tanto el precio está justificado. Desde luego si buscamos un calzado con la artesanía y calidad que caracterizan a Baerchi, y le sumamos un diseño más complejo usando materiales tecnológicamente más avanzados el precio aumenta.

No debemos olvidar que aún y así, su precio de venta es más asequible que el de calzados de multinacionales deportivas, que usan en su mayor parte materiales sintéticos y mano de obra asiática. Con Baerchi no solo adquirimos calidad, sino también apoyamos la industria española del calzado.