La Bic Select X-Pen es una estilográfica de precio asequible producida por la multinacional francesa Bic, conocida por los bolígrafos y maquinillas de afeitar desechables entre otros productos.

Lo que diferencia a la Select X-Pen de la X-Pen normal, es que su estructura es de aluminio gris, en vez de plásticos coloridos, lo que la hace más refinada, y resistente.

Se caracteriza por ser extremadamente ligera, probablemente más aún que muchos modelos de cuerpo plástico. Ello se debe a lo compacto de su tamaño apenas 11,6 cm sin el tapón (12,6 cm con el tapón puesto atrás, y 13,3 cm en formato cerrado). Las dimensiones son ventajosas en manos pequeñas o normales, pero resultará incómodo en manos más grandes.

Monta cartuchos internacionales, con espacio suficiente para llevar uno puesto, y como es habitual otro de reserva en el cuerpo. Una hendidura nos permite tener una aproximación del nivel de tinta que queda en el cartucho en uso. Una hendidura en el cuerpo de la estilográfica nos permite tener una aproximación del nivel de tinta que queda en el cartucho en uso.

La empuñadura es de goma antideslizante muy cómoda, y el clip metálico y resistente. El plumín tiene una calidad más que aceptable, con algunas críticas sobre dejar deslizar más tinta de la deseable. En mi caso no he apreciado ese problema, y encuentro la cantidad de tinta adecuada para una buena cobertura, y deslizamiento suave.

El acabado general, y por tanto la calidad percibida, es buena, pero sin llegar a ser excelente. Sin embargo, cuando la observamos con más de cerca, vemos que el aluminio no es tal, sino un armazón de resina lacado con una base metálica.

Por apenas 8€ en Amazon, su apariencia supera con claridad a modelos más asequibles como los Inoxcrom Office, o la Schneider Voice, rivalizando con plumas del entorno de los 15€ o más.

Actualizado a martes 17 de febrero de 2015. 18:32
Después de unos 9 meses de uso, en el que la X-Pen dio buen resultado, la cambié sencillamente por ganas de cambiar por otra, y guardé la Bic en la caja de madera donde guardo las estilográficas que ya no uso.

Hoy me he percatado, que la goma del agarre, se estaba blanqueando, y en algunas zonas estaba empezando a ablandarse. Al tocarlas, se nota el plástico pegajoso, y ha ido perdiendo su brillo original. Me inclino a pensar en una deficiencia de durabilidad del material, ya que la caja que la guarda es compartida con otras plumas que se encuentran en perfecto estado.