Después de años usando alternativamente Avast y Avira, probando de vez en cuando soluciones más esotéricas, y revisando regularmente las alternativas gratuitas, me he topado con Bitdefender Antivirus Free Edition.

A diferencia de las anteriores ediciones gratuitas de Bitdefender, que estaban basadas en una versión anterior de la edición comercial, el nuevo Bitdefender Antivirus Free Edition, es un desarrollo completamente nuevo, conocido anteriormente con el nombre clave de Gonzales.

Utiliza firmas locales, pero está basado en cloud, como veréis más adelante, viene a ser lo que Panda Cloud Antivirus debería haber sido. Un hecho curioso es que en determinados mercados, no es un producto gratuito, sino comercial, renombrado a BitDefender Antivirus Essential.

Para no extenderme demasiado, os revelaré los puntos fuertes que tiene este producto en lo que a mi respecta, para que podáis valorar si se adapta a vuestras necesidades.

Nativo 64 bits
Bitdefender es el único fabricante de antivirus para Windows que tiene versión nativa de 64 bits, y lo tiene desde hace mucho tiempo, en concreto desde la versión 8 del año 2005. Con tanta experiencia no es de extrañar que el producto se comporte de manera muy estable, y el rendimiento sea superior al de la versión de 32 bits, que dicho sea de paso, también está disponible.

Elevadas tasas de detección
Bitdefender históricamente ha arrojado unos grados de detección tirando a altos. Sin embargo desde hace unos meses, su motor y su base de datos de firmas han empezado a mostrarse muy eficaces, con unos ratios de detección a la par con líderes como los de Avira o Kaspersky.

Autoscan
La funcionalidad de autoscan, realiza un análisis completo de nuestro ordenador en segundo plano. Lo bueno, es que lo hace al detectar que este no tiene carga, y está en reposo. De este modo, no se penaliza en absoluto el rendimiento.

Caché de archivos analizados bajo demanda
La mayorías de antivirus tienen un caché de archivos ya analizados, que evita volverlos a analizar, salvo que éstos se hayan modificado. Así, el rendimiento general, aumenta, evitando tener que reanalizar una y otra vez el mismo contenido. Sin embargo, esta técnica se utiliza mayoritariamente en el módulo residente, pero no en los análisis bajo demanda. Bitdefender lo utiliza también ahí, por lo que podemos reanalizar una carpeta de la que solamente se hayan modificado unos pocos archivos, y el análisis no tardará ma? que unos pocos segundos.

Consumo de memoria bajo
Cómo decía al principio, Gonzales no se parece en nada al característicamente glotón Bitdefender 10 Free Edition. De los más de 50 Mb. de memoria que utilizaba su antecesor, el nuevo, se conforma con 7 Mb., que pueden aumentar paulatinamente hasta los 60 Mb., dependiendo de las opciones que utilicemos.

Sin anuncios
Un aspecto ciertamente molesto, y por otro lado comprensible, de los productos gratuitos, es su publicidad. Ya sea en forma de banners, notificaciones, barras de navegador a instalar, o la pesada oferta de instalar Chrome como navegador por defecto.

Bitdefender Antivirus Free Edition es un producto nuevo que si bien utiliza parte de la tecnología de las versiones comerciales, no se vende. Al menos de momento esperan atraer usuarios a la versión de pago mucho más completa, utilizando esta versión como punta de lanza. De nuevo, bastante similar a lo que hizo Panda en su día.

Pero tiene naturalmente otros aspectos, que me han gustado menos:

Parcialmente .NET
Mientras que la mayoría de su implementación es código nativo en C/C++, la interfaz de usuario (gziface.exe), está escrita en .NET. Por un lado tiene el inconveniente de ser requerido para funcionar, pero lo más importante su nivel de rendimiento, consumo de recursos, y velocidad de respuesta es una pega.

Es fácil de comprobar como muchas veces, abrir la interfaz gráfico desde el icono de la bandeja del sistema, lleva más tiempo del que sería necesario.

Sin opciones avanzadas
El producto está pensado para ser usado sin necesidad de configuración. Es sin duda algo muy bueno. Lo malo es que no tiene opciones avanzadas que permitan adaptar su comportamiento, ni siquiera escondidas, de manera que podamos adaptarlo mejor. Así por ejemplo no es posible configurar el tiempo que el equipo debe tener una baja carga para lanzar Autoscan, ni tampoco definir lo que significa esa baja carga en términos de % de uso de CPU, o de actividad de disco.

La protección en tiempo real, puede estar activada o desactivada. No podemos sin embargo indicar que queremos análisis de archivo solamente durante las lecturas o las escrituras, cómo debe operar el análisis de comportamiento, o configurar en profundidad la protección web.

En cuanto al análisis bajo demanda, no es posible fijar su nivel de sensibilidad, activar o desactivar la detección heurística, etc.

Poca información de progreso y actividad
Derivado de lo anterior, el software da poca información al usuario sobre lo que está haciendo en cada momento, o el progreso de las operaciones. En un análisis bajo demanda sabremos gráficamente el progreso total, pero no que archivo se está analizando, tiempo que lleva transcurrido, o la estimación de lo que queda para terminar.

Cuando se detecta una amenaza, esta se mueve directamente a la cuarentena, y se muestra una notificación, pero no hay posibilidad de que pregunte al usuario la acción a tomar. Por tanto, la opción es revisar el reporte de análisis, que éste sí, es más o menos completo, y revisar los archivos en cuarentena para restaurarlos. Está bien planteado que al restaurarlos, se agreguen automáticamente como una excepción, y que no vuelvan a ser reportados como malware. A partir de ahí, no se sabe si además se informará a Bitdefender sobre un falso positivo o no, y tampoco hay opción de hacerlo manualmente.

Lento analizando
No es que sea una tortuga en cuanto a rendimiento, pero si es más lento que otros productos. Por ejemplo la primera vez que analicé una carpeta, con Avira tardó 1:03 segundos, con Avast 1:14 segundos y con Bitdefender 1:37 segundos. Como ya he dicho, en subsecuentes análisis, Bitdefender será imbatible.

En conclusión, me parece un producto que funciona muy bien, con un enfoque innovador, y un desarrollo a la altura. Si continúa con sus actualizaciones regulares, puliendo sus puntos flacos, no me cabe duda que acabará siendo el número uno.