Cuando hace cuatro años, se lanzó al mercado Bitdefender Antivirus Free Edition, conocido como Gonzales, os mencionaba que pese a tener algunos problemas, era una herramienta con mucho potencial. El producto tuvo sus altos y bajos, hasta que desgraciadamente Bitdefender dejó de mantenerlo.

Con los problemas de Avira, intentándonos encorsertar, Avira Launcher, Avira Connect y sus derivados, tal cual os explicaba en desactivar Avira Launcher y desinstalar Avira Launcher, era el momento de cambiar de solución.

En 2016, se lanzó Bitdefender Antivirus Free, el sucesor de Bitdefender Antivirus Free Edition, que venía a solucionar algunas de sus carencias, siendo la principal, la poca agilidad que tenía el interfaz gráfico escrito en .NET, y que ahora es totalmente nativo.



Por lo demás, sigue manteniendo su simplicidad original, con muy pocas opciones de configuración, y que lo hacen apto para usuarios con cualquier nivel de conocimientos. El motor sigue siendo el aclamado de Bitdefender, y que usan los productos de pago de la empresa. Su nivel de detección es muy elevado, mientras que su funcionamiento es ágil, y poco intrusivo. La base de datos de firmas, se actualiza una o dos veces al día, es un software completamente nativo x64, y por supuesto, sigue siendo un antivirus gratuito.

El rendimiento es muy bueno, casi tanto, que apenas se nota mientras está funcionando en nuestro equipo. La protección residente, analiza no solamente ficheros, sino también conexiones a internet. Además, podemos desactivarla si lo necesitamos, incluso de manera permanente, convirtiéndose entonces, en un antivirus on demand puro, que no afectará en nada nuestro uso diario.

Ahora comparte mucho más código con Bitdefender Antivirus 2017, lo que reduce el esfuerzo de mantenimiento de los desarrolladores, pero también nos permite tener el mismo código que ofrecen las soluciones comerciales de Bitdefender. Lo malo, es que eso se hace al precio de una instalación en disco, que supera los 900 Mb., muchísimo más de lo que uno espera de un antivirus ligero y simple. De cualquier forma, hoy en día 900 Mb. de uso de disco, no representan nada, ni siquiera en volúmenes SSD, así que no es un mayor inconveniente.



El uso de memoria, ha aumentado comparado con su antecesor de 2012, es lógico por el motivo anterior, pero también por las nuevas funciones, y su mayor capacidad de detección, que se reflejan en los siguientes procesos activos:
– Bitdefender (bdagent.exe: 8 Mb.)
– Bitdefender Agent (ProductAgentService.exe: 4 Mb.)
– Bitdefender Update Service (updateserv.exe: 4 Mb.)
– Bitdefender Security Service (vsserv.exe: 24 Mb.)
– Bitdefender Correlation Service (vsservppl.exe: 10 Mb.)

Un total de consumo de memoria de 50 Mb., que lo hace tan ligero como Avast o Avira, pero en donde nos sorprende que el elemento más voluminoso de todos, sea el servicio de actualización, y que optimizándolo y adaptándolo adecuadamente, nos traería muchas ventajas.

El soporte, debo reconocer que es bastante malo, el peor de todos los que conozco. Nada que ver con el brillante Avast, ni el irregular de Avira. Apenas un subforo en su web, donde la información y la ayuda oficial, es casi nula.

Como defectos, hay que decir que el producto no se actualiza con tanta frecuencia como cabría esperar, contando con 3 actualizaciones en algo más de un año. Tampoco se encuentra traducido al español, y me gustaría que tuviera un modo avanzado con más posibilidades de configuración.

Si lo buscas, debes saber que Bitdefender lo tiene muy escondido. Tanto es así, que ni siquiera figura en la página de la filial española, así que si lo quieres descargar, tendrás que acudir a la página de Bitdefender.com.