El siguiente artículo está patrocinado por la red Zync.

Volkswagen se une a las iniciativas de fabricantes de automóviles que aumentan la ecología de los coches con sus ediciones BlueMotion.

BlueMotion, apuesta por coches con motor de combustión interna, optimizados para reducir el consumo, de forma similar a Ecomotive de SEAT, EfficientDynamics de BMW, o EcoPower de Saab o Stop&Start de Citroen, pero que en nada se parece a la tecnología híbrida de Honda o Toyota, o a los motores de alcohol-gasolina como Biopower de Saab.

En este sentido, podemos decir que las apuestas de VAG, son las más potentes en cuanto a consumo reducido, pues no solamente incluyen un motor adaptado a reducir el consumo, y las emisiones contaminantes, sino que también gozan de mejor aerodinámica, y desarrollos de cambio más largos.

Así el Passat 1.9 TDI BlueMotion de 105 CV, homologa un consumo de 5,1 litros cada 100 Km, y 136 gramos por Km de emisiones de CO2. Por su lado, el Polo 1.4 TDI BlueMotion de 80 CV, tiene un consumo de 3,9 litros cada 100 Km.

En el momento tecnológico actual, parece que el enfoque de optimización de la tecnología de combustión interna, es el más adecuado para reducir emisiones y consumo, aunque a medio plazo, las soluciones deberían tomar otros caminos.

Por muy moderno que nos parezca, hay que recordar que ya en el año 2000, presentó una iniciativa parecida, y todavía más radical con el Lupo 1.2 TDI 3L TDI de 75 CV, que llegó a homologar un consumo de tan solo 2,99 litros cada 100 Km.