En Youtube he encontrado un video, que es de lo mejor que he visto en persecuciones callejeras últimamente.

Un pique entre un Audi RS4 y un BMW M5 con tráfico bastante intenso.

¡Puro espectáculo!