Ya comenté hace algún tiempo, que incluso hoy en día, encontramos aplicaciones que todavía no soportan los estilos visuales disponibles en Windows XP y Windows 2003.

No obstante, la mayoría de ellas, se visualizará sin problemas añadiendo dicho soporte.

Si queremos añadir esta característica, solamente necesitamos guardar en el directorio donde esté el ejecutable de la aplicación un archivo de manifest con el mismo nombre del ejecutable. En este artículo explicaré como hacerlo para el HomeSite 5.5+ de Macromedia, pero es válido para cualquier aplicación que queramos.

Lo primero que hay que hacer es averiguar como se llama el ejecutable, en este caso su nombre es HomeSite+.exe.

Ahora deberemos crear un archivo manifest llamado HomeSite+.exe.manifest y guardarlo en el mismo directorio del ejecutable. Si la aplicación se llamase Aplicación.exe el nombre que habría que darle al manifest sería Aplicación.exe.manifest.

Los contenidos básicos del manifest son:
<?xml version="1.0" encoding="UTF-8" standalone="yes"?>
<assembly xmlns="urn:schemas-microsoft-com:asm.v1" manifestVersion="1.0">
<dependency>
<dependentAssembly>
<assemblyIdentity type="win32" name="Microsoft.Windows.Common-Controls" version="6.0.0.0" processorArchitecture="X86" publicKeyToken="6595b64144ccf1df" language="*" />
</dependentAssembly>
</dependency>
</assembly>

Puedes ahorrarte el crear dicho archivo descargando este manifest prefabricado (1 Kb en formato ZIP). Una vez extraído habrá que renombrarlo por el nombre pertinente de acorde a lo que digo arriba.

Si ahora lanzamos la aplicación, veremos como los estilos están aplicados correctamente, y el programa tiene una apariencia más XP.

Si eres un desarrollador, puedes estas mismas directrices para añadir dicha característica en tus aplicaciones, de esta forma tendrán una apariencia mucho más profesional e integrada con el sistema operativo. Pero en este caso, se supone que tienes acceso al código fuente, y no querrás distribuir separadamente el manifest si no es necesario. Muy bien, necesitarás que tu herramienta de desarrollo sea capaz de compilar y enlazar archivos de recursos (RC). Crearemos un nuevo archivo recursos, y lo agregaremos a nuestro proyecto. O si ya tenemos algún archivo de recursos, le añadiremos la entrada de manifest.

El archivo de recursos deberá como mínimo contener una entrada tal que así:
1 24 "WindowsXP.manifest"

donde WindowsXP.manifest es el manifest que añadiremos a la aplicación. Ahora compilaremos el proyecto, y si todo ha ido bien, nuestro ejecutable tendrá incrustado el manifest correspondiente como recurso dentro del EXE, de forma que no tendremos que distribuirlo separadamente.

En el caso de no disponer de los fuentes, también puedes con algún editor de recursos, editar los recursos del ejecutable para añadirle el manifest, aunque esto solo está legalmente permitido si tu eres el autor o tienes los derechos de modificación de ese programa o es para uso privado.

Es importante dejar claro, que en aquellos entornos donde no se soporten estilos visuales, la aplicación funcionará igualmente, pero sin tenerlos en cuenta, y por tanto, seguirán manteniendo la apariencia clásica de Windows.

HomeSite 5.5+ como viene de serie.

HomeSite 5.5+ con el manifest añadido, y apariencia XP.