El gestor de ebooks Calibre, está disponible para multitud de plataformas Linux, OS/X, Windows 32 bits, Windows 64 bits, … Incluso hay una versión portable para Windows que no requiere instalación. Lamentablemente nunca han distribuido una versión portable de 64 bit para Windows.

En este artículo os voy a explicar como la podéis hacer vosotros mismos, un proceso que es tremendamente sencillo.

Lo primero que necesitamos es una versión portable de 32 bits, extraída en nuestro equipo, y funcionando. Si no la tienes, lo primero es que la descargues.

Una vez la tengas, verás que en la ubicación donde está alojada, hay 3 carpetas: Calibre Library (con nuestra biblioteca de libros); Calibre Settings (con las preferencias del programa); y Calibre (con el propio programa). Bien, ahora nos hacemos con la versión normal, no portable, para Windows 64 bits desde aquí. Es un instalador MSI, así que la forma más sencilla de hacernos con su contenido es instalarlo. Para evitar conflictos es importante escoger una ubicación de destino diferente a donde tengamos la edición portable.

Ya instalado, procedemos a copiar todos los archivos que se han instalado, y los colocamos dentro de la carpeta Calibre de nuestra versión portable, sobreescribiendo todos los archivos que ya existan. Procedemos a desinstalar la versión normal, y verificamos que la portable funciona correctamente. Para ello lanzamos calibre-portable.exe, y esperamos a que el programa se abra.

Si todo ha ido bien, podemos proceder a abrir el Administrador de tareas y comprobar que efectivamente Calibre.exe es ya un proceso de 64 bits.

Como aseguraba al principio, un proceso rápido y sencillo. Lo siguiente que quedará será cada vez que queramos actualizar el programa, repetir la segunda parte del proceso. Es decir, hacernos siempre con la versión normal de 64 bits, y sobreescribir sus contenidos sobre la portable o la normal que tengamos en el caso que ya hayamos hecho la mezcla.

Quiero aprovechar para comentaros también que debido a limitaciones en el propio Calibre, las rutas donde lo instalemos o extraigamos, están limitadas a un máximo de 90 caracteres en ANSI, es decir, sin caracteres extendidos. Este problema ocurre tanto en las versiones de 32 como de 64 bits, ya sean portables o instalables.

Parece que los desarrolladores lo atribuyen a una limitación de Windows, que es del todo falsa, pues Windows soporta perfectamente carpetas unicode, y en el peor de los casos MAX_PATH está definido a 256 caracteres. De nuevo el arreglo es sencillo. Se trata de lanzar desde el nombre corto del directorio donde lo tengamos el calibre-portable.exe. Lo más conveniente es un archivo BAT, que en mi caso es este:

CalibreRun.bat:

@echo off
rem Fixed max 90 characters path
set calibre=\users\javier~1\archiv~1\calibre
path=%calibre%;%calibre%\calibre\;%path%
cd %calibre%
start calibre-portable.exe

Lo único que tendrás que modficar es la linea de set calibre, con la ruta donde lo tengas instalado/extraído. Pero recuerda que esta ruta debe ser en nombres cortos 8:3, así que usa DIR /X para saber la equivalencia, o alguna utilidad de terceros.

A partir de ahí lanza CalibreRUn.bat o como lo hayas llamado, en vez de calibre-portable.exe, y ya tendrás Calibre funcionando en la carpeta que tu quieres, independientemente de que tenga una ruta muy larga o el nombre tenga acentos, espacios, u otro carácter especial.