Igual que con Hamilton, Rotary y Bulova, hoy voy a hablar de dos marcas de relojes, que tienen bastante en común. Ambas fabrican relojes Swiss Made de gama media, siendo por tanto de los pocos fabricantes que lo hacen fuera del Swatch Group.

Pero es que además, ambas son propiedad de marcas de relojes españolas, lo que les permite ofrecer unos precios que sin ser baratos, si que son como mínimo, algo más asequibles.

Candino
Fundada en 1947 por Adolf Flury-Hug, realizaron relojes de calidad suiza, tanto mecánicos con modificaciones propias, como de cuarzo y digitales. Éstos se manufacturaban para otras marcas, o como la propia Candino. En 1998 fueron patrocinadores del por aquel entonces equipo de Fórmula 1 Redbull-Sauber-Petronas. Desde 2002 se integraría como parte del Grupo Festina como Festina, Calypso, Regata, Jaguar, Perrelet y Lotus.

Su catálogo incluye referencias con calibres suizos tanto de cuarzo, como mecánicos, destacando los deportivos Planet Solar.

Sandoz
Los registros de la familia Sandoz en Neuchâtel, se remontan hasta 1530, y la primera referencia de los mismos en la relojería data de 1693. En 1870 montan su primera fábrica, y comienzan a utilizar la marca de Sandoz. En el año 2000, Grupo Munreco, se hace con la marca, y la revitaliza. Formando así parte de su portafolios al igual que Viceroy y Mark Maddox.

De un pasado glorioso, van estancándose poco a poco, hasta que a partir de 2010, vuelven a apostar por los relojes mecánicos suizos, al mismo tiempo que los de cuarzo. En general son de estética conservadora, pero no por ello menos atractivos, no hay más que ver la colección Portobello.