Carro de compra Garmol Peces

Seguro que conoces los carros de la compra Rolser, que ubicados en la provincia de Alicante (Pedreguer) llevan en el mercado desde 1971. Lo que tal vez no sepas, es que los también alicantinos de Garmol (Denia), comenzaron aún antes que ellos, en 1968, el año en que Jaime García Moll funda la compañía Jaime García Moll S.L., que fabrican y producen los carritos de la compra con la marca Garmol.

A día de hoy, siguen siendo la compañía familiar que era en sus inicios, todavía en manos del mismo Jaime García, al que ahora ayudan sus hijos Sergio y Jaime, y continúan centrados en el mismo negocio de entonces, los carritos de la compra.

Con 15 empleados, venden más de 150.000 unidades al año. Digo unidades vendidas, porque ellos se encargan del proceso completo, el diseño, la fabricación, y la distribución, contando incluso con una tienda online para el público en general. Como tanto me gusta, son un producto 100% hecho en España.

Desgraciadamente, al igual que con muchos otros artículos de aquí, son más conocidos y valorados fuera de nuestras fronteras, que dentro, de modo que han tenido que buscarse las castañas, consiguiendo exportar el 70% de su producto a países como Alemania, Rusia, Japón, Canadá o Australia. Esa tenacidad, es lo que les ha permitido que en la actualidad, podamos seguir teniendo carros para la compra Garmol, igual que teníamos hace 50 años.

Sabéis que adquirir productos nacionales, tiene muchas ventajas asociadas. Pero obviamente, ni yo ni nadie compraríamos algo de aquí, simplemente por ese hecho, además tiene que ser un buen producto. Desde mi humilde posición, sólo puedo hacer una cosa para remediarlo, y es daros mi opinión sobre el mío, el modelo Peces de color azul eléctrico, con la referencia 230, que espero os convenza.



Lo primero que debéis saber, es que a diferencia de otras marcas, los carros Garmol, los podemos escoger combinando diferentes tipos de chasis con diferentes tipos de bolsas. Así se garantiza nuestra comodidad, pues nos hacemos con un producto que está lo más adaptado posible a nuestras necesidades. Escoger la bolsa o carro es sencillo, es cuestión de decidir la forma, el material, y el color que más nos guste. Pero para el chasis o armazón, si nunca hemos probado uno parecido, nos quedaremos sin saber que hacer. Por ejemplo, ¿Cuántas ruedas queremos? ¿Dos o Cuatro?

Sobre mi carrito, su denominación completa es 230G360, como os decía, el 230 es por la bolsa, el modelo Peces. Pero hay muchos más, el 10010 que es el diseño más tradicional, el 218 donde la bolsa es similar a un saco, etcétera. Estos modelos, están disponibles también en diferentes variantes de colores y estampados, e incluso con bolsas térmicas ideales para el congelado.



Hay 9 chasis distintos para combinar, no todos están disponibles con todas las bolsas, y eso dificulta la elección. Para intentártelo aclarar, los más habituales son el G2 con dos ruedas y el G4 con cuatro ruedas.

Mi chasis es el G360, que tiene 4 ruedas. Las 2 delanteras capaces de girar en 360º, y que se pueden plegar para funcionar como un carro normal de un eje. O sea que se adapta para cuando necesites llevar mucha carga. Pesa 2,3 Kg, así que no es tan ligero como los armazones. El armazón es tubular, completamente lacado en color negro, lo que le dará un extra de resistencia ante la corrosión y el uso. Además, queda muy bonito y discreto.

En el agarre o asa, está recubierto de plástico duro también de color negro. He visto carritos en donde está recubierto de una goma blanda con mayor agarre, pero suele degradarse y desgastarse muy rápido. Me parece mejor que sea plástico duro y resistente como en Garmol.



La bolsa está fabricada en nailon (nylon), y es bastante impermeable. Cuatro agujeritos, con el buen detalle de estar reforzados con aros de metálicos, facilitan la ventilación del interior. Incorpora un bolsillo en la parte superior, donde podremos guardar el dinero, o el ticket de compra. Los peces que dan nombre al modelo, van bordados sobre la bolsa. No me parecen especialmente bonitos, pero sirven para identificar el carro cuando lo dejamos en la consigna de un supermercado.

La base incorpora una tabla rígida de conglomerado de manera, lo que nos ofrece una superficie plana y dura a la hora de cargar elementos pesados en la zona inferior. Si no nos interesa, la podemos quitar y poner. El volumen disponible para cargar es de 55 litros, que es más que suficiente.



Normalmente no hace falta cerrarlo, con la tapa superior ya tienes bastante, lo cual está bien, porque el cierre con cordón ajustable no es lo más cómodo.

Un detalle en el que me fijo mucho es el eje, es de metal, aunque va recubierto de un plástico embellecedor de color negro. Las llantas son de plástico, y pese a que el neumático también lo parece, en realidad es de un tipo de goma maciza, que debería aguantar muy bien el desgaste.

Los precios van de los 37€, hasta los 90€, algo más económicos que su competidor nacional equivalente, pero casi el doble que los modelos asiáticos. Mi modelo es de los intermedios, que sale a 60€. En Amazon, lo podemos encontrar algo más económico, ahora mismo, a 55€.

Por lo que he visto no me parece caro. No me refiero sólo al Made in Spain, sino que por su calidad, lo más probable es que nos dure muchísimos años, y lo amorticemos fácilmente. Pagamos también comodidad, y por tanto salud para nuestra espalda. No hay que olvidar que el G360 nos evita gran parte de las molestias, y que es 15€ más caro que el convencional que es el que montan la mayoría de carritos del mercado.

4 comentarios en “Carro de compra Garmol Peces”

  1. Admito que me he enamorado del estilo y diseño del carrito, tiene un aire retro super atrayente. Cuando me hablaste de él pensaba: «bueno, este Guti, aquí está con un artilugio raro más», pero verlo cambia totalmente la impresión, es una preciosidad (las niñas de ahora dirán «una cocada» :D). Más aún sabiendo la historia de la compañía y sus inicios, y que esté hecho en España, lo que es realmente digno de admiración.

    Me encanta lo compacto que parece, y la acertada distancia de las ruedas entre sí (tengo uno que más parece todo-terreno que un carrito, por lo aparatoso que es, por cierto, de cierta marca que empieza por «R» que ya mencionas en el post).

    Tu último párrafo es ciertamente esclarecedor, y esos 15€ de más por un carro con mejoría para transportar la carga gracias a sus cuatro ruedas, bien merecen ese extra.

    No obstante no podría dejar de mencionar el sistema de giro de ruedas, supongo que habrá variantes con las ruedas fijas, porque esas ruedas «locas» son bastante incordio en determinadas aceras con los surcos para el agua muy marcados, y hacen que el carro se trabe cada dos por tres. He visto la tienda y me atrae más el chasis G3X3, y sobre todo el G4, que creo que es de tipo fijo. Lástima que no haya muchas fotos para ver el producto, porque no he visto la opción de ver el chasis de lado ni en detalle. Un modelo que me atrae mucho con ese chasis es el 122:

    http://www.garmol.com/tienda-online/carritos?product_id=172

  2. La has clavado Bianamaran, el aire retro de la bolsa, la modernidad de los peces, y añadiría el aire industrial o profesional si quieres del chasis. Es más compacto que los carros de la compra tradicionales, con una bolsa más cuadrada que en este Garmol que es más rectangular. Así ocupa menos espacio en casa, y no creo que haya algo que no quepa de ancho. Quizás los paquetes con 12 bricks de leche, pero siempre los podrías colocar en vertical. En todo caso, mucho falta para que en mi casa podamos consumir 12 litros de leche antes de que se caduque.

    Efectivamente la historia de la marca, más que el conocido Rolser (la marca que sugieres que empieza por R), y a su vez que sea menos conocida en la actualidad, le da una personalidad diferente. Otra ventaja, el color azul y los peces, te hace que a simple vista lo identifiques sin tener que recordar el número en donde lo ataste en el súper.

    Parece que la gente va poco a poco descartando los carritos de la compra asiáticos baratos, al menos por lo que veo cuando hago la compra. Es normal, un carro de compra es una herramienta, aunque no lo veamos de ese modo, y preferimos gastar algo más, si es fiable, resistente, duradero, y porque no, bonito. ¡Por suerte, los Garmol son aún algo más baratos que los que empiezan por R!

  3. Hola !! Me creo al 100,% todo lo que has dicho. Pero estuve en Rolser hace un tiempo y por lo que vivi, empezaron en el 66 en el mundo de las bolsas y probando con los carros. Tambien vivi en primera persona (por que me dijeron que me pasara cuando estiviera por la zona )
    la fabricacion de sus tres productos. Asi que creo que Garmol lo hara fenomenal pero no se porque hay que comparar con Rolser …. Supongo que como usuarios debemos comparar y comprar el que mas nos guste.

  4. Muchas gracias por tu atenta lectura Martina y especialmente por tu testimonio de primera mano. Es inevitable comparar un producto con otro, e inevitablemente eso ocurre cuando escribo una reseña. Es evidente que Rolser es el líder nacional en cuanto a carros de la compra. Sin embargo, cuando uno se da cuenta que Garmol, que es mucho menos conocida, ofrece unos carros de similar calidad, y a mejor precio, es algo que debe comunicar.

    En cuanto a las fechas, seguro que tienes razón porque lo viviste, aunque no coinciden con la información que ellos dan, y que es una de las fuentes que usé al preparar esta reseña. En su blog, en el artículo La historia del carro de la compra donde según Rolser dicen:

    Hace ya 50 años que el matrimonio Server-Pérez, dedicado como muchas otras familias de la comarca de la Marina Alta a la industria de la uva pasa, tuvieron que reinventarse iniciándose en la industria de la artesania y la palma con un negocio de capazos y sombreros que poco a poco comenzó a crecer.

    1971: la revolución
    Fue en 1971 cuando cambió la historia de ROLSER y también los hábitos de compra de este país. Spar, marca austriaca, se implantaba como primera cadena de supermercados en toda España, con un nuevo formato de compra, el autoabastecimiento y le encargó a Rolser la fabricación de un utensilio que facilitara a los consumidores esta nueva forma de comprar. Y es aquí cuando nace el CARRO DE LA COMPRA.

    La familia fue visionaria y vio en este primer utensilio una larga trayectoria de un producto que ayudaría a miles de familias en su día a día, facilitándoles el simple hecho de hacer la compra.

    Rolser saca su primer catálogo de carros de compra con tres modelos, enviándolo a diferentes cadenas de distribución y Galerías Preciados fue su primer gran pedido. A partir de aquí comenzó la fabricación en masa de carros de la compra y Rolser pasa a fabricar íntegramente la fabricación de su producto estrella.

    Es decir, su propia comunicación indica que aunque la empresa comenzó en 1966, y de ahí que recientemente celebraran en 50 aniversario, no comenzaron a fabricar carros hasta 1971. Sin embargo Garmol, fundada en 1968, empezó directamente en ese negocio. Por tanto, los primeros creadores del carro de la compra en España fueron Garmol, y ese es el argumento que pretendía exponer.

Deja un comentario