Soy un entusiasta de los capacitadores como medio de almacenamiento de energía, aunque la prueba de ZonaCasio, demostraba que ese capacitador se dañaba al permanecer extraído del reloj durante largo tiempo, mi experiencia personal, y las que conozco, indican que es un sistema mucho más fiable y robusto que un acumulador o batería recargable. Comercialmente Casio, los denomina Betteryless, es decir, sin pila en el caso del capacitador, y Tough Solar en el caso del acumulador.

Aunque sus funciones son similares, en realidad son bien diferentes, el capacitador es un condensador químico, con poca densidad de energía, mientras que el acumulador es una batería recargable. Como sabéis, ello redunda en que los capacitadores tengan una autonomía que se mide en días y no en meses.

Tras el codiciado AL-180, el versátil HDD-S100 y el clásico AL-190WD, sólo faltaba en mi colección el AL-190W.

En realidad no deja de ser un modelo idéntico al AL-190WD, pero equipado con una correa de resina y una caja que en vez de estar pintada en color plateado, mantiene el negro tradicional de los relojes de resina. Si bien no es tan completo como el Casio HDD-S100, con el que compartiendo módulo (3274), añadía cristal mineral, una resistencia al agua de 20 ATM, y una construcción robustecida (Heavy Duty), este AL-190 tiene para mi el encanto de ser lo que yo entiendo por un Casio Old School. Es decir, digital, de resina, y con ese aire ochentero que le dan sus células solares. Reflejo de una época donde sin duda la tecnología iba a hacer que todo fuera más ecológico.

Precisamente me gusta su parecido con los legendarios WL-10, y WL-100, porque de algún modo me recuerdan que Casio no ha abandonado ese planteamiento aún. Del reloj, con la denominación AL-190W-1 / AL-190W-1AVEF, poco tiene que aportar sobre el 190WD, pero que donde gana la partida es en la estética, precisamente por esa apariencia clásica, y la de obviamente, completar mi colección.

La correa es muy suave, y comodísima. Es más larga que en otros Casio Collection tipo F-91W o los W-59 o el F-84W, o sea más o menos igual de larga que en el HDD-S100, pero más flexible y sin forma.

Siendo sinceros, me faltaría la variante steampunk del AL-190, la AL-190W-9, que encuentro muy original, pero que no me gusta, y que al final acabaría no usando. O también el HDD-S100-3, con su LCD negativo, que le da un toque precioso, pero que como es habitual en las pantallas negativas, dificulta mucho la legibilidad en condiciones de luz natural. Algo aún más patente en modelos vintage, donde los dígitos son finos, y no muy grandes.

Otra gran ventaja de este reloj, es incuestionablemente su precio, con un PVP de 39€, resulta mucho más accesible que los 55€ de su hermano plateado o de la variante HD. Y hablamos de precios de venta recomendados por Casio, ya que si buscamos bien, podremos encontrarlo por 25€ con el envío incluído en comercios online como KronosPA (antes Cronos Motril).