Seguimos hablando de la calculadora CAS y gráfica Casio Classpad II fx-CP400. Vamos a tocar un tema que se ha ido sugiriendo, y es su comparación con la Casio fx-CG50. Ambas se mueven en una franja de precios similar, por lo que la pregunta sería: ¿Es mejor la Casio fx-CG50, o la Casio fx-CP400?

Como he ido explicando, la principal diferencia que existe entre ambas, es que mientras que la CP400 es CAS, la CG50 no lo es. Os remito a entregas anteriores para repasar conceptos: Casio fx-CP400 (Introducción e impresiones) y Casio fx-CP400 (Operaciones).

Exterior

Indudablemente la fx-CP400 gana en cuanto al exterior. Su enorme pantalla, resulta espectacular a simple vista. Donde gana la fx-CG50, es en su teclado, el tradicional teclado de una calculadora que en un modelo CAS tiene menos sentido.



En la parte trasera, vemos el compartimiento para las pilas, más robusto y duradero también en la fx-CP400.



Frontalmente y con su funda protectora, parecen idénticas, solamente un tamaño algo más compacto en la fx-CG50 la daría como vencedora en este apartado.



Funciones

En general la fx-CP400 toma la delantera, superando ligeramente las 3.000 funciones de las que dispone la fx-CG50, con un mayor rango de representación de dígitos, y un mejor lenguaje de programación, aunque de momento no tenga soporte de lenguaje Python, recientemente agregado a la CG50.









Ofrece mayor capacidad de almacenamiento, pero menos cantidad de add-ins, un pequeño contrasentido, puesto que esa memoria adicional, en general quedará sin uso.

Uso

Usar la fx-CP400, es también mucho más sencillo que la fx-CG50. No hay que memorizar combinaciones de teclas, ni estar buscando en las leyendas del teclado donde está cada cosa. Algo que es importante si no hay mucha luz, o si ya no tenemos una vista de águila.



El inconveniente de la fx-CP400, o si lo queremos ver de otra forma, la ventaja de la fx-CG50, es que cuando te familiarizas con ella y sabes donde están las operaciones que necesitas, es más rápido trabajar con ella. En eso no ayuda que la interfaz de usuario en la CP400 sea menos ágil.

Tener que ir alternando entre el teclado físico para los números y operaciones básicas con el teclado virtual en pantalla, no es tampoco lo más cómodo del mundo. Representa pulsar teclas mientras tenemos el stylo para la pantalla táctil en esa misma mano. Me resulta más práctico tenerlo todo junto como en la CG50, es más práctico.

Realmente el software de la fx-CP400 es magnífico, y ese es su principal inconveniente. Podemos disfrutar de esa misma capacidad por ejemplo en una tableta, que además nos servirá para darle otros usos, y que disponen de una pantalla de mayor tamaño aún.

Parece ser que cuando empezó a desarrollarse su predecesora, la fx-CP300, se empezó por el software, que luego acabaría siendo el Classpad Manager, lo que explica que sea tan acertado. En este sentido, hay que recordar que su diseño inicial partió de las Pocket Viewer, por lo que sería muy interesante un Addin de reloj, contactos, calendario, …



Conclusiones

Si quieres un dispositivo dedicado para realizar cálculos, porque en tu centro de estudios no acepten un iPad, la fx-CP400 es mi candidata. Si en cambio quieres hacer cálculos normalmente en tu trabajo, o programar, probablemente me quedaría con la fx-CG50.

Sería muy atractivo disponer del software de Classpad nativo para Windows, un poco como otros software CAS, y así poder realizar las operaciones que necesitemos directamente desde el PC. No me refiero a algo emulado como el Classpad Manager, sino realmente nativa, y aprovechando las ventajas de un entorno de escritorio.