Casio fx-CP400 (Operaciones)

En la anterior entrega sobre la calculadora CAS y gráfica fx-CP400, habíamos dado un repaso superficial a sus características. En el artículo de hoy, trabajaremos en serio con ella, al igual que hicimos con en Casio fx-CG50 (Operaciones). Si te lo perdiste, ahora es el momento de que leas el artículo anterior: Casio fx-CP400 (Introducción e impresiones).

La dinámica es sencilla, escogemos el modo de cálculo en el menú principal, siendo el normal Principal, y luego introducimos expresiones casi como lo haríamos en una hoja de papel.





Os sorprenderá lo fácil que es realizar cualquier tipo de operación. Un manejo intuitivo, y sin apenas curva de aprendizaje. Acto seguido, vamos a ir desgranando sus funciones.

Capacidad

Una característica colateral del CAS, es que en este modelo los enteros se representan internamente con 2.032 bits, lo que da la capacidad de manejar números de hasta 611 dígitos. Si en una calculadora «normal» como la Casio fx-991SPX, o incluso en un modelo mucho más avanzado como en la fx-CG50, intentamos calcular el factorial de 250, es decir 250! obtendremos un error (Error matemático):



Ese mismo cálculo realizado por el software CAS de la fx-CP400, nos entrega el resultado exacto: 3232856260909107732320814552024368470994843717673780666747942427112823747555111209488817915371028199450928507353189432926730931712808990822791030279071281921676527240189264733218041186261006832925365133678939089569935713530175040513178760077247933065402339006164825552248819436572586057399222641254832982204849137721776650641276858807153128978777672951913990844377478702589172973255150283241787320658188482062478582659808848825548800000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000.



Para que os hagáis una idea, en calculadoras que no son CAS, lo normal es que puedas llegar a calcular 60 factorial (60!), pero poco más. Además de la citada capacidad, tenemos su velocidad. Si os fijáis en la captura de pantalla anterior, veréis que la primera operación que se muestra es factor(2038074743). Es decir, queremos descomponer en factores, o factorizar, el número 2038074743. Da la casualidad que ese número es un número primo, por lo que sus factores son solamente él mismo. A efectos internos quiere decir que su CPU tendrá que dividir ese número por casi todos, hasta llegar al resultado. La CP400, nos arroja la solución de una manera casi inmediata (menos de 0,5 segundos).

Entrada de datos

La entrada de datos es bastante inteligente, podemos introducir expresiones en modo lineal, como en representación VPAM. Para ahorrarnos tiempo, los paréntesis al final de la expresión se pueden omitir, puesto que es la calculadora las que los asumirá por nosotros. Igual que cuando lo escribimos, podemos omitir el operador de multiplicación cuando este va acompañado de una variable o una constante. Todo esto se entiende mejor con una imagen.



Metamos como metamos la expresión de, en este caso, (x/3)+(x/2), la calculadora inmediatamente lo «comprende», y lo simplifica.

Modo interactivo

Ya sabéis que el problema de una calculadora, es familiarizarse con sus combinaciones de teclas. Si como es mi caso, no la usáis de forma casi diaria, la tarea es todavía más ardua. Hay que tener en cuenta que cuantas más funciones tenga el aparato, más botones y teclas tendremos que pulsar, y por ende, más cosas a recordar.

La calculadora se basa en menús por los que podemos recorrer sus posibilidades. El de Acción dispone de las funciones principales por categorías. Una vez hayamos seleccionado una, automáticamente pasará a la zona de edición. Si tal y como se muestra vamos a Acción -> Avanzado -> Solve, generará en el editor la función para resolver, es decir solve(.



Para facilitarnos la vida, un poquito más, la mayoría de operaciones de esta Classpad II disponen de un modo interactivo. Si no recordamos que la función para derivar se llama diff, o los parámetros que lleva, podemos acceder a Interactivo -> Cálculo -> diff y se nos abrirá un diálogo con los parámetros o datos que tenemos que introducir.



Variables

Es algo bastante evidente, y de lo que disponen la mayoría de calculadoras científicas. La fx-CP400, siendo el top de la gama, no podía ser menos. Las variables nos permiten asignar valores o expresiones, y referenciarlas con esa letra en sucesivos cálculos.



Sistema de ecuaciones

La resolución de ecuaciones y sistemas de ecuaciones es típicamente una tarea bastante ardua con la mayoría de calculadoras. La fx-CP400 es la excepción que confirma la regla, permitiéndonos resolver sistemas con un número arbitrario de incógnitas.



Cálculo diferencial

Ya que hablábamos del modo interactivo para derivar, el cálculo diferencial no tiene ningún misterio en esta calculadora. diff y f son las funciones que nos ayudarán a calcularlo, ya sea en el modo directo, como en el interactivo que nos guía. Tampoco hay problema con los límites (lim).



Cálculo vectorial y matricial

De manera similar al cálculo diferencial, se notan las ventajas de un sistema CAS, porque el trabajo con vectores, matrices y determinantes es intuitivo y ágil.



Funciones financieras

Los cálculos financieros suelen tener fórmulas relativamente sencillas. El problema es que manejan infinidad de datos de entrada. En la ClassPad II, el problema se resuelve con diálogos de ayuda e introducción de datos. Parecido al modo interactivo, pero con una mayor cantidad de explicaciones.



Gráficos

Por supuesto tratándose de una calculadora que también es gráfica, tiene que tener buenas capacidades de graficación. Ninguna queja, fáciles de utilizar, y gracias a la gran pantalla, ideal para apreciar los detalles o los puntos de corte.



Gráficos 3D

Como extensión a lo anterior dispone de gráficos en 3D. Técnicamente proyecciones sobre 2D, que nos permite representar funciones espaciales de 3 variables (X, Y, Z).



Hoja de cálculo

El gran añadido de la fx-991SPX (Classwiz) era su hoja de cálculo. La fx-CG50 amplió sus capacidades. En la fx-CP400 (Classpad II) es todavía mejor, más potente y con mayores posibilidades de fórmulas. Como la pantalla tiene mayor resolución, podemos trabajar visualmente con más celdas.

El inconveniente es la dificultad de importar y exportar datos desde otros libros de cálculo, ya sean Excel o LibreOffice Calc.



Programación

Las posibilidades de programación son una de mis características favoritas. El «Casio Basic» de esta calculadora, o como Casio lo denomina «un lenguaje similar a BASIC», ha sufrido una ligera mejora respecto a otros modelos de calculadoras. Ahora se asemeja más al BASIC, y ya no es necesario usar » para sacar por pantalla o ? para introducir información, reemplazados por Print e Input respectivamente.

El hecho de poder introducir los comandos desde un teclado en formato normal en pantalla, en vez de combinaciones de teclas en un teclado físico es un gran avance, con el que ganamos mucha agilidad. El tamaño de la pantalla nos permite también tener más código en el área visible.

Pero no todo es mejor a la fx-CG50, que recientemente ha incorporado el lenguaje Python, y que la fx-CP400 de momento no implementa. Tampoco existen Add-ins de terceros que nos dejen usar Pico-C por ejemplo.

La filosofía es como en un ordenador. Editamos el programa, lo guardamos, y una vez listo lo ejecutamos desde el BASIC interpretado.







Como veis una novedad es que los programas pueden tener argumentos, evitándonos así todos los Input iniciales. Otro atractivo es su integración con los gráficos, permite el uso de diferentes colores, y por supuesto trazar y dibujar.





Interoperabilidad

La interoperabilidad es como en la CG50. Por un lado fácil, ya que podemos conectar la calculadora por USB y acceder a sus archivos. O usar el mismo Casio Screen Receiver, recordad que creé una versión portable y optimizada que podéis descargar aquí (2.350 Kb. en formato ZIP)., y que es el que he usado para las capturas de pantalla que estáis viendo.



El inconveniente es también el mismo, la mayoría de formatos de archivos son propietarios, por lo que o los usamos en su formato nativo, o si es factible, usamos un conversor.



Addins

Como hemos visto antes, los formatos siguen siendo propios. Lo malo en este caso, es que tanto Casio, como terceras partes tienen muy pocos addins para la CP400, menos que la CG50, y no son compatibles entre ellos. No hay nada equivalente a las estupendas Utilities por ejemplo.

A su favor está que el único oficial que hay (Physium), está mucho más trabajado en la Classpad II que en la fx-CG50.



En general el software está muy bien pensado, y los cálculos se ejecutan con suma rapidez. Sin embargo la interfaz no es tan rápida como debería. No es lenta, pero es un aspecto de mejora.

El artículo está siendo ya demasiado largo, y será mejor dejarlo aquí. Soy consciente que he omitido algunas funciones que sin ser para mi demasiado importantes, para algunos lectores tengan interés. Me refiero a probabilidad y estadística, cónicas, secuencias, geometría, … Os recomiendo que descarguéis la Guía del usuario (4,85 Mb. en formato PDF) y los
Ejemplos (1,29 Mb. en formato PDF) con los que tendréis más detalles al respecto.

También podéis probar la calculadora antes de comprarla usando la versión de prueba de Classpad Manager, el emulador que dispone Casio para PC y Mac, y que reproduce su funcionamiento de la calculadora.

4 comentarios en “Casio fx-CP400 (Operaciones)”

  1. Menudo post tan extenso e interesante.

    No voy a comentar nada sobre él, pero como es el más reciente sobre calculadoras quiero aprovechar:

    Hace poco he tenido regalar una calculadora, y muy a mi pesar he tenido que ir a la competencia…

    Quería llamar tu atención sobre un «agujero» importante en la gama de casio, y que puede ser un error a la hora de «conquistar» a la clientela.

    Era para un chico de cuarto de primaria, y la única calculadora no científica (para mí científica es que ya tenga trigonometría) que he encontrado con 2 líneas (es decir, que se vea la operación), ha sido la Texas Instruments TI 106-II.

    Casio tiene la FX Junior Plus (sólo en francés), pero creo que es demasiado para alguien que sólo va a hacer las operaciones básicas.

    Me gustaría que echases un vistazo a la TI. Estoy seguro de que estarás de acuerdo conmigo en que es casi perfecta. No he querido poner ningún link porque no sé si es preceptivo.

    Y si te animas, haz uno de tus análisis; será de ayuda para muchos, y con suerte, llamas la atención de alguien de Casio.

    A su lado las Casio SL-450 resultan anticuadas.

    «Me preocupa» que cuando le compren su siguiente calculadora pueda pedir otra Texas en vez de una Classwizz.

    Con los relojes ya está «fichado»…le regalé un W-59.

    Perdón por la extensión del comentario y por estar casi fuera de lugar.

    Un saludo.

  2. Recuerdo WR_100 que mi primera calculadora fue una Casio fx-17. Para mi que fuera científica con funciones trigonométricas no fue un inconveniente, al contrario, una motivación. Ver aquellas operaciones que yo desconocía me incentivaron a aprender.

    Lamentablemente Texas Instruments no está muy por la labor de difundir ni distribuir sus productos, al menos en España, así que aunque me encantaría, será difícil que pueda publicar una prueba.

  3. Coincido en que las teclas trigonométricas eran algo «increíble» cuando no sabíamos lo que eran, pero una Classwizz podría parecerle un intercomunicador de star-trek a más de un maestro de primaria…

    Yo que soy de tu quinta, no tuve mi propia calculadora hasta el instituto. La típica FX-82 (la que tenía una funda de plástico con resistencia g-shock).

    En la universidad me pasé a la FX-5500L (la única que sabía que no me quitarían en un examen). Mi primera calculadora con 2 líneas y que me permitía no tener que repetir los cálculos para asegurar que no había cometido un fallo al introducir los valores y operaciones.

    En aquellos tiempos la estrella era la HP48GX, pero su curioso (para mí «odioso») sistema de notación polaca inversa me parecía muy complicado. Y además requería mucho tiempo para entenderla y dominarla. Tenía demasiadas cosas. Por no hablar de que era carísima para mí.

    No sé si Casio tenía algo tan potente en aquella época (por lo menos en cuanto a capacidad de memoria), porque casi nadie optaba por una Casio «grande»).

    Al final heredé una FX-9700GE (una de las «grandes») pero no necesitaba sus capacidades gráficas y me arreglaba con la 5500L.

    Recuerdo también la Texas Instruments Ti-84, pero nadie la tenía, y me quedé con las ganas de haberla probado. Veo que la marca sigue sin preocuparse por nuestro país, pues la que le compré al chaval la encontré después de mucho bucear por la red buscando una calculadora básica de dos líneas.

  4. Me pasó igual que a ti WR_100. Las HP las llegué a usar, y efectivamente tenían muchísima capacidad, pero eran costosas, así que me conformé con una Casio, y así desde entonces.

    Que yo sepa hasta que apareció la Casio Algebra FX 2.0 en 1999, Casio no había tenido calculadoras verdaderamente potentes. Se había quedado «estancada» en los modelos gráficos y programables.

Deja un comentario