Ya adelantaba con la Casio SL-760ECO, que no había resultado del todo satisfactoria, y que debería haber optado directamente por la Casio SL-787TV.

Con unas dimensiones de 6,3 mm X 91,5 mm X 58 mm y 30 g de peso, tiene un tamaño similar al de la SL-760, con la salvedad del grosor y el peso, que son el doble. Se vende también en un blister de plástico y cartón, menos funcional y atractivo que la 760. Las instrucciones incluídas, son realmente pobres comparado con lo que Casio nos tiene acostumbrados. Muestran como realizar conversiones de divisas y cálculos de impuestos, y omiten todo el resto de funciones.

La funda es de tipo cartera, en donde la calculadora en si puede adherirse con un eficaz adhesivo para que no se mueva. Es bonita, y la protege bien, un aspecto muy bien resuelto, y que demuestra que la calidad de construcción es al menos más aparente que en la anterior.

Los botones son muy fáciles de pulsar y de tacto agradable. Recuerdan a los del ZX Spectrum. Tienen Key rollover, un buffer que permite que si pulsamos varias teclas al mismo tiempo, no se pierdan esas introducciones. El display se publicita como de gran tamaño, al igual que en su hermana, algo exagerado, porque tampoco es que lo sea tanto.

Ya decía de la 760 que la célula solar no era suficiente para alimentar el aparato con intensidades de luz bajas, así que el Dual-Power, que parecía un inconveniente, se ha convertido en la 787 en una ventaja, gracias a su pila LR54 incluida.

No difiere de la anterior tampoco en su procedencia china, pero en este caso, tenemos que recurrir a la leyenda en la trasera para verlo.

Pierde la operación de raíz cuadrada, algo que no entiendo, y a cambio añade conversión de monedas (3 divisas), y cálculo de impuestos. Sigue sin incluir una tecla dedicada al cambio de signo, y lo más grave, no tiene función de apagado. Es decir, la calculadora se apagará tras un determinado tiempo de inactividad, algo que sería muy necesario si no queremos que se consuma la pila. Un hecho que no tenía importancia en la SL-760 que era puramente solar, pero que en esta es una importante falta.

A algo menos de 6€ en Amazon, cuesta aproximadamente lo mismo que la SL-760ECO. La encuentro en general superior, con una mejor calidad, y más usable y práctica, pero con importantes carencias, derivadas seguramente del recorte de costes, que hacen que tampoco sea un producto redondo. Un producto, que no está a la altura de las excelentes prestaciones y precio de la FX-82ES Plus.