Reconozco que desde que tengo el Casio GW-6900, me he enamorado de los relojes solares. Puede parecer absurdo, pero cada vez que lo llevo me cautiva saber que como es Tough Solar nunca habrá que cambiarle la pila, y al ser radiocontrolado, tampoco tendré que ponerlo en hora jamás.

Si me preguntas sobre cuál es el futuro de los relojes de pulsera, respondería que los tiros van por esa linea. Y es que no podemos olvidar que pese al encanto de las maquinarias de cuerda o automáticas, si nos movemos en precios razonables, su relativamente baja precisión y exactitud, al menos comparada con el cuarzo, le da mucho romanticismo, pero poca practicidad en uso habitual. Otras tecnologías como Kinetic, tienen sus ventajas, pero son en general más complicadas de fabricar, y menos eficientes.

Buscaba un modelo similar al GW-6900, en sustitución de mi actual W-756D, pero dado que la gama MTG ha desaparecido oficialmente, tuve que descartar al MTG-930, y en su defecto quedarme el W-S210HD. No es radiocontrolado, ni tampoco G-Shock, pero si que cumple mis básicos de ser en este caso digital, metálico, y solar.

El display mostrando las fases lunares, y el nivel de la marea, unido a los toques de color azul, le dan un aspecto diferente al de otros digitales. Al precio de 36 euros en Amazon, cuesta aproximadamente lo mismo que un reloj equivalente con alimentación convencional, así que no podía dejar pasar la oportunidad.

Como en otros modelos recientes, el tamaño de la hora no es demasiado grande. En este caso, el principal culpable no es que la proporción sea inadecuada, sino que el perímetro que contiene las células solares quita bastante espacio útil, y por tanto todo debe ser más pequeño. El indicador de PS, le resta otro poco de valioso espacio, que se podría haber utilizado para contener unos dígitos más grandes. Un enfoque donde todo el espacio libre contuviera células, hubiera sido más óptimo, pero mucho más caro también.

La calidad en general es buena, aunque no excelente. Externamente, puede no parecerlo, pero es simplemente porque el color de la pintura gris usada para la caja de resina, no da un toque metálico, como hacía el W-756D.

La luz es de LED, con una tonalidad amarilla muy clásica, por tanto tiene un consumo de energía menor a la electroluminescencia. La intensidad de iluminación es buena, aunque la cobertura no es tan regular como pudiera serlo con EL, y personalmente me resulta menos atractiva.

El cristal es de resina abombada (plexiglas), tiene buena legibilidad, pero es fácil de rallar si no vamos con extremo cuidado. Tiene unas dimensiones de 45,4mm X 44mm X 13,3mm, y un peso total de 95,1g.

El resto de prestaciones son inigualables en su precio, un completo módulo 3214, resistencia al agua de 10 ATM, y una autonomía de hasta 11 meses.

Ajustar las mareas, requiere saber a que hora se produce la plenamar en nuestro ubicación, pero con internet es fácil.

A la hora de ajustar la pulsera metálica, como en todos los relojes, conviene dejar la misma cantidad de eslabones a cada lado del cierre, de manera que el reloj quede centrado, y sea cómodo de llevar.

Ahora, no veo el momento de hacerme con un Casio LIW-M610D o mejor todavía, un Citizen Pilot Radiocontrolado, y su magnífico Eco-Drive.

Actualizado a sábado 11 de enero de 2014. 12:22:
Como al final conseguí hacerme con el ansiado MTG-930, el W-S210HD ha quedado relegado a ser mi reloj de trote. Gracias a su apariencia relativamente elegante, y deportiva también, es muy adecuado para casi cualquier situación, así que lo uso para nadar, ir en bici, excursiones, viajes y hasta salidas nocturnas. Al ser tan ligero a pesar de tener brazalete metálico, lo convierten en un reloj resistente a la par que cómodo.

Tras más de un año de uso, el nivel de carga sigue en H, la estanqueidad a pesar de la playa y la piscina continúa siendo perfecta, y externamente se conserva en perfectas condiciones, salvo el cristal plástico, que empieza a acusar leves rallas, debidas a pequeños golpes y roces accidentales. No me cabe duda que un cristal mineral, no habría tenido ningún desperfecto con los roces. Por menos de 40€, a tenor de las funciones, y calidad demostradas, debo considerarlo una compra maestra.