Recientemente descubrí la marca Grand Prix Originals, que ofrece artículos y complementos de moda inspirados en el mundo de las carreras del motor.

Honestamente, me tocan la fibra, carreras de coches, toque vintage, y homenajes a protagonistas como Steve McQueen; marcas de leyenda como Heuer, Gulf o Firestone; eventos clásicos como Le Mans, y en general una inspiración vintage clásica de los 60 y 70.

Entre mis prendas preferidas, está la cazadora de cuero Heuer Vintage, o la Gulf Heuer Roadrunner, inspiradas en la que Steve McQueen vestía en color blanco en la película Le Mans, acompañado de su Heuer Monaco.

Como era previsible, lo malo es su precio de 398€, intentando explotar el antaño habitual alto poder adquisitivo de los entusiastas del mundo del motor, y posicionándolo como un bien de lujo. Un hecho que cada vez es menos cierto. En efecto, puntualmente van liquidando artículos en la zona de outlet, con unas rebajas del orden del 30% o 40%. Lógicamente la variedad es poca, y siguen quedando con un precio final, igualmente elevado. No en vano, hace algunos años, de manera oficial TAG Heuer, lanzó en colaboración con Dakota, una cazadora de apariencia similar a la de McQueen, pero esta vez en color marrón. Lo que ocurre es que en realidad estas chaquetas, salvo modelos selectos como la mencionada Dakota, que es Made in USA, se fabrican en la India, lo que nos da una idea de los márgenes de venta que obtienen.

Siendo un problema de precio, internet es un gran recurso, así que fácilmente llegaremos a la Steve McQueen Black Le-Man Gulf de Reltex Leathers, que es muy similar al modelo de Grand Prix Originals, pero con precio algo más bajo: 295€. Éstas, se diseñan en EE.UU, y su producción se hace en Pakistán.

Así que seguimos buscando, hasta que al final, nos encontramos con la Steve Mcqueen Gulf de Stylitude, que por 115€, nos ofrece un modelo que parece exactamente el mismo modelo, pero a menos de la mitad del precio. Todavía hay una versión más económica, si en vez de cuero, optamos por el simil de piel. Así que a por ella que vamos.

Lo que nos encontramos es con una cazadora de cuero de vacuno con un grosor de entre 1,1mm y 1,3mm, realizada por la marca Real Leather en Pakistán, en un color negro muy atractivo, y que mantiene los parches bordados cosidos a mano. Hay que decir que las costuras son dobles, pero el anverso y el reverso, para aumentar su durabilidad.

Todas las cremalleras son de la marca japonesa YKK, de muy buena calidad. Quizás hubiera quedado mejor, si en vez de color cobre, fueran color cromo. Exteriormente tiene dos bolsillos en el frontal, también con cremallera, dos laterales. El interior tiene un forro de poliester, y cuenta dos bolsillos más.

En general los materiales son buenos, y los acabados, aunque quizás un tanto toscos, no muestran síntomas de ser de mala calidad. No se ven hilos sueltos, todas las costuras son fuertes, y los pliegues están donde les corresponde. Lo cierto es que para su precio, es sin duda una compra maestra. Probablemente los controles de calidad no sean los mismos, pero el diseño y los materiales lo parecen, eso por no hablar de la factoría que las cose, que probablemente sea la misma en los tres casos.

Está disponible en multitud de tallas (de XS a 4XL), e incluso nos la pueden confeccionar a medida con un pequeño suplemento. El color se puede escoger también a nuestro gusto, siendo los estándares el negro que comento, o el blanco.

A este paso, la siguiente será una del Porsche Driver’s Selection.