Recuerdo a Charlize Theron, más por su aparición en el legendario spot de Martini en el que se le deshilachaba el vestido, que por sus actuaciones recientes.

No la encuentro especialmente guapa, pero esta fotografía me encanta.

Puede que sea el aire rococó, el humo del tabaco, o la iluminación. O quizás sea todo ello a la vez.