En 1995, Coca-Cola empezó a comercializar en España, la Cherry Coke, que ya llevaba 10 años vendiéndose en EE.UU.

Recuerdo que nada más probarla, me enganchó el suave sabor a cereza, y durante todo el verano no pude dejar de tomarla. Desgraciadamente, apenas estuvo un año a la venta, así que no tuve más remedio que "desintoxicarme" a la fuerza.

El caso es que para el lanzamiento, se formó un grupo musical ficticio, del que no han transdendido demasiados detalles, bautizado con el nombre del producto, es decir Cherry Coke.

Como era de esperar se lanzó solamente un single, que incluía la canción titulada No hagas el indio, haz el Cherokee en diferentes versiones.

Esa era precisamente la banda sonora que acompañaba al spot de televisión de la nueva bebida, al mismo tiempo que ganaba adeptos, siendo raro encontrar alguna discoteca que no pinchara ese tema en sus sesiones.

A diferencia de la Cherry Coke, el disco si que tuvo éxito, y es que la canción a pesar de explotar los tópicos de la moda bakalaera de la época, no era mala, y sobre todo era original.

Si os apetece retroceder 12 años en el tiempo, no dudéis en eschucharla desde GoEar: