Miembro de la familia Urban 2013 de Citizen, el BM8476-23E combina una esfera negra con indicadores en blanco, y una correa de tejido técnico en color khaki.

La gama es bastante amplia, con diferentes combinaciones de tipo de pulsera, color, y combinaciones de colores de esfera y serigrafía.

El reloj construido de acero con tratamiento PVD negro, respira una estética de aviónica aeronáutica que salvando las distancias recuerda a los Bell & Ross. Por el contrario, la correa, le da un aire táctico y de tiempo libre que se parece al de los Seiko Military. En este sentido para mi ha sido un modelo que me entró por los ojos.

Obviamente, como puntillosos que somos los aficionados, tal vez me hubiera gustado más con la correa textil en color negro del BM8476-15E o del BM8476-15X, incluso tal vez con la esfera blanca del BM8470-03A.

Con un precio sin duda muy asequible, dispone de movimiento solar Eco-Drive, con una autonomía de uso de 6 meses, todo ello a pesar de no contar con modo de ahorro de energía.

Es resistente al agua 10 ATM, pero tengo mis dudas que la correa, con su recubrimiento interno mezcla de piel y caucho lo resistiera igual de bien que la caja, que como cabría esperar es roscada, y también de acero. Tiene un diámetro de 41mm sin contar la corona, aunque visualmente aparenta ser algo mayor, para mi una medida perfecta.

Tal vez parezca desde fuera un reloj sencillo, pero en vivo gana muchísimo. Los acabados son excelentes, tal y como Citizen nos tiene acostumbrados, yo diría que propios de modelos mucho más caros. La tapa de la caja es de acero brillante, con serigrafías de Citizen, el cristal es mineral, y el recubrimiento PVD es fino, liso, homogéneo, y parece que muy duradero.

El calibre E101 documenta una precisión de +/- 15 segundos/mes, y una autonomía de 6 meses cuando no se expone a luz alguna. Ambos valores más que adecuados.

Cuenta con calendario completo, que indica día de la semana en castellano o inglés, y día del mes, probablemente hubiera quedado mejor sin él, y nos ahorraríamos los regulares y molestos ajustes de día del mes. Como curiosidad, en nuestro idioma usa cuatro letras, así por ejemplo Viernes es VIER, en vez de FRI. Es original, pero quedan un tanto más comprimidas como para resultar fáciles de leer.

Como reloj aeronáutico que pretende ser, su legibilidad es excelente ante cualquier condición de luz, y su lumen, es excelente como ya viéramos en el Pilot Radiocontrolado.

La correa me ha resultado menos cómoda de lo esperado, y es que aunque cuenta con doble trabilla (una fija y una móvil), me resulta algo rígida, incluso en mi muñeca no excesivamente grande, lo que causa que no quede totalmente centrado en su posición natural y tienda a moverse hacia la parte superior. Al centrarlo, se incrementa la tensión de la parte superior de la correa, y resulta algo incómodo. Quizás la razón no sea tanto la densidad del entretejido técnico, sino su recubrimiento interior de goma.

Actualizado a 4 de junio de 2014. 19:47:
Finalmente reemplacé la correa textil por un caucho de color negro. No sólo la ganancia en comodidad es notoria, sino que ahora, con todo en negro salvo los numerales en blanco, tiene un toque que le queda genial, a la vez que ha mejorado, más aún, su legibilidad.