No es de extrañar que los mejores coches de los 80, aparezcan en una de las mejores series de televisión de esa época: Miami Vice.

En el capítulo 16 de la tercera temporada de Corrupción en Miami, aparecen casi todas las joyas en cuanto a vehículos deportivos de los 80:

– El Ferrari Testarossa de Sonny Crocket.
– El Lotus Esprit Turbo de Arzola.
– Un BMW M635i.

Solo se echan en falta un Ferrari 288 GTO, Porsche 911 Turbo, un Lamborghini Countach, un Aston Martin Vantage, y un Mercedes 280 CE 5.0 AMG. A la sazón, la mayoría de ellos, han sido vistos en otros capítulos de la serie.