Octava edición ya de los tradicionales comentarios de cine:

27 vestidos: 4/10. Previsible comedia romántica, aunque relativamente entretenida.

Amor, curiosidad, Prozak y dudas: 5/10. He tenido oportunidad de volver a visionar esta película, que de manera muy costumbrista, relata los problemas en cierta manera de nuestra generación.

La amenaza de Andrómeda: 6/10. Adaptación de 2008 para televisión, menos literal sobre el libro de Michael Crichton que la anterior de los 70, aunque con algunos momentos intenresantes.

Chicas malas: 4/10. Previsible comedia adolescente, que sirve para pasar el rato.

Cos a la carta: 4/10. Dura crítica al cada vez más común inconformismo con el cuerpo.

Cromosoma 3: 4/10. Bastante rara, incluso para los comienzos de David Cronenberg, interesante lo de los clones.

Cuando el destino nos alcance: 6/10. En los 70, y con el incipiente problema de la superpoblación, Charlton Heston nos explica porqué morir nunca fue tan necesario.

El tiempo de la felicidad: 5/10. Tragi-comedia de situaciones de una peculiar familia adinerada en la época hippy de los 70 en Ibiza. Con María Adánez y Silvia Abascal.

El último beso: 5/10. Las confusiones sentimentales, no sólo suceden a los 30.

Entre las piernas: 5/10. Con un tono narrativo algo inconexo al principio, poco a poco las piezas van encajando.

Dos chalados y muchas curvas: 4/10. Remake de la televisiva los Dukes de Hazzard con Johnny Knoxville, Jessica Simpson, y Burt Reynolds. Se respeta el estilo de la original, lo cual no es demasiado.

El Caballero Oscuro: 8/10. Sin duda la mejor de Batman, buena historia, y buena acción. Magnífico el papel de Heath Ledger, y algo justo el de Maggie Gyllenhaal.

Fausto 5.0: 6/10. Adaptación del clásico de Goëthe, con una estética muy elaborada.

Fóllame (Baise-moi): 4/10. Película francesa acompañada de merecida polémica en multitud de paises. Explícita en violencia, sexo y drogas. La banda sonora es muy apropiada.

Hijos de los hombres: 5/10. Bien ambientada, aunque la historia tampoco tiene tanta trama como cabría esperar.

Invasores de Marte: 6/10. La original de los 50 que supera con creces a los remakes posteriores.

La humanidad en peligro: 7/10. A principios de los años 50, el cine ya conjeturaba sobre terroríficas mutaciones debidas a la radioactividad.

Las crónicas de Spiderwick: 5/10. Una atmósfera muy fidedigna con los libros, y un desarrollo que sin estar basado en ellos, entretiene.

Mujeres en el parque: 5/10. Dirección leonesa, ambientación madrileña, y banda sonora polaca en una película de relaciones entre personas, que comparten un pasado.

Nubes de verano: 5/10. En las Costa Brava, igual que en muchos otros sitios, la diferencia entre las cosas que ocurren, y las que no, es muy sutil.

¡Olvídate de mi!: 7/10. Una de esas sorpresas originalmente agradables que afortunadamente suceden de vez en cuando. Muy recomendable incluso sin Kirsten Dunst.

Princesas: 5/10. Muy buena actuación, porque las historias costumbristas, también pueden ser entre prostitutas. La banda sonora, es muy convincente, pero el guión no tanto.

Quattermass 2: 6/10. Otra entrega de la clásica saga de Quatermass en los 50, que supera a su predecesora.

Rollerball: 4/10. Ni siquiera Jean Reno salva la carencia en el ritmo de la historia, y una acción tirando a repetitiva.

Speed Racer: 3/10. La puesta en escena es visualmente diferente al estilo de un videojuego, aunque eso le da un toque poco creíble. La historia sencillita, e infantil. Christina Ricci, aparece tremendamente atractiva.

Stargate: El continuo: 5/10. Última película basada en la serie Stargate, que aunque cuenta con solamente una mínima participación de Richard Dean Anderson, explora no solo los viajes espaciales, sino también los temporales.

Tapas: 5/10. Historias corrientes de barrio en Hospitalet.

Un final made in Hollywood: 5/10. Una comedia original, con un desarrollo bastante previsible.

WALL-E: 6/10. Tecnicamente muy bien resuelta, la película va perdiendo fuelle a partir del primer cuarto. Los personajes como siempre muy expresivos, y en general superior a Cars, pero sin llegar a Ratatouille o Los Increíbles. El corto titulado Presto, es magnífico.