Bienvenidos a esta vigésimo segunda entrega de los comentarios de cine:

16 calles: 6/10. La caracterización de Bruce Willis está muy lograda. La historia no es muy original, pero a pesar de todo está bien planteada.

Captivity: 6/10. Con malas críticas y un moderado éxito, la película no está mal, mantiene la incógnita y la tensión, al estilo de Saw, pero con muchísima menos violencia.

Cómo fabricar un monstruo: 4/10. Película para televisión que explota todos los tópicos acerca de los creadores de juegos, sin creo que olvidarse ninguno. Cuenta con algunos tópicos de las películas de terror, que se entremezclan con los de la informática.

Cómo ser John Malkovich: 7/10. Al principio es como un cuento que mezcla de extraño con entrañable. Poco a poco va tomando sentido, y acaba siendo un trabajo muy original, con una caracterización de Cameron Díaz.

Cowboys & aliens: 6/10. No es muy pretenciosa, así que resulta entretenida para pasar una tarde. El punto adicional es por Harrison Ford, que siempre aporta algo.

Destino oculto: 7/10. Basado en el cuento de The adjustement bureu de Philip K. Dick, es al principio algo lento, se vuelve interesante a la mitad, y el final es trepidante. Las localizaciones de Nueva York escogidas son magníficas.

El caso Farewell: 7/10. La atmósfera del Moscú comunista de los 80, y las intrigas de espionaje típicas de la guerra fría, hacen que sea recomendable para amantes del género, aunque el final no esté a la altura de toda la tensión de la película.

El hombre del traje blanco: 6/10. Ingenua como suelen serlo las películas de los años 50, pero moderna en de planteamiento, trantando los estragos que causaría un tejido de duración infinita.

Naúfragos (Stranded): 5/10. Producción española de ciencia-ficción espacial, de alto presupuesto para nuestros estándares, y que a pesar de tener una buena historia, y contar con la testimonial participación de Johnny Ramone como actor, fue un estrepitoso fracaso en taquilla. Lo peor la actuación en general, destacando para mal, la de María Lidón, también directora.

Otra Tierra: 7/10. Una mezcla de ciencia-ficción e introspección, con poca base científica, pero mucha profundidad antropológica, y unos planos de colorido tan extraño que merece la pena. La parte final es quizás demasiado intensa.

Paul: 6/10. Al principio es exagerada y friki, después sólo friki, con bastantes gags divertidos.

Repo Man: 5/10. Por lo visto una película de culto de los 80, que mezcla estética punk, con ladrones de coches y alienígenas. Sólo a ratos es tan estrambótica como puede parecer.

Sin límites: 7/10. Visualmente tiene un estilo diferente, y a veces revolucionario. La historia es buena, y siempre tiene ritmo. De Niro lo hace muy bien, y además tenemos a Abbie Cornish que no había vuelto a ver desde Candy.

Sucker Punch: 5/10. Una banda sonora y estética inquietante, que despiertan el interés de los sentidos. Lo malo es que la historia, si podemos llamarla así, es tan extraña, que es aburrida de seguir.

Top Geat at the movies: 6/10. Con el hilo conductor del cine, sigue la linea habitual, pero con poca prueba exótica, y demasiado énfasis en las pruebas destructivas. Se nota además la falta de Jeremy Clarkson.