Os presento la vigésimo sexta entrega de los comentarios de cine:

Atrapados en Chernóbil: 4/10. La primera mitad de la película es atractiva, con las escenas que suponen ser una desolada Pripyat, y que efectivamente es posible visitar. A partir de ahí, puedes dejar de verla.

Contraband: 6/10. Resulta realista. A veces es emocionante, y tiene momentos emotivos, pero el resto pasa más bien sin pena ni gloria.

Cosmópolis: 4/10. Es minimalista y está bastante cuidada. Tiene momentos de gran profundidad, sin embargo la mayoría o lo son demasiado, o simplemente no se entienden, y parecen desconectados del resto de reflexiones.

Desafío Total: 6/10. Versión de 2012 del anterior clásico de 1990, con la buena base del relato de Dick, un buen presupuesto, pero un resultado final, que sin ser malo, no está a la altura. Está bien ambientada, pero en mi opinión le sobra acción, y le falta trama.

Dredd: 7/10. Inesperada sorpresa con esta nueva adaptación de Juez Dredd. La estética, la ambientación, la música y las cámaras lentas de algunas escenas la hacen atractiva. Tiene acción, pero sin excesos, y un buen ritmo.

El atlas de las nubes: 6/10. Las dos primeras horas, son entretenidas sin más, es el final donde empieza a brillar, y se perfilan muchas explicaciones.

El caballero oscuro. La leyenda renace: 7/10. No llega a la altura de la anterior, pero mantiene una trama compleja y bastante elaborada, con buenas secuencias de acción, y magníficos escenarios.

El destino está escrito: 5/10. Una película bastante rara, y a la que no se le pilla el truco casi hasta el final. Bien actuada.

El legado de Bourne: 6/10. Más compleja y con mucho menos ritmo que las anteriores, pero también más profunda. No la protagoniza Matt Damon, que para mi clavaba el papel, y a cambio tenemos a Rachel Weisz y Edward Norton.

Experimento Filadelfia: 4/10. Película para televisión con pobres críticas, que después de todo ha resultado mejor de lo esperado, y que no deja de ser una versión cinematorgráfica más del interesante, y poco claro experimento de invisibilidad llevado a cabo en los años 40.

La fría luz del día: 6/10. Con el reclamo de Bruce Willis, Sigourney Weaver y estar ambientada en España, resulta estar muy bien rodada, y con creíbles escenas de acción y persecuciones. Lo malo es que la trama no es nada del otro mundo, y el desenlance bastante flojo. Curiosa de ver por la cantidad de product placement.

Los Mercenarios 2: 7/10. No es un peliculón, pero si mejor que la anterior, esta vez además con Van Damme, y Norris. Acción al estilo de los ochenta, con una trama que aunque sencilla, y tópica, está bien.

Los últimos días de Lehman Brothers: 6/10. Película para televisión, donde se agradece la originanlidad que aporta la ironía inglesa.

Madrid 1987: 5/10. Me atrajo el guión y la dirección de David Trueba. Al final es una mezcla de monólogos, tensión sexual, y alguna reflexión interesante.

Margin call: 6/10. Sin demasiado presupuesto, pero con un buen desarrollo, y una buena actuación, mantiene el interés en todo momento. Lo que más me ha gustado es como la fotografía transmite a la perfección lo descorazonadora que resultan las decisiones. Lo peor el final, que se queda un poco corto.

Mátalos suavemente: 5/10. Está bien filmada, y la actuación es buena, pero el desarrollo engancha poco, y a veces no tiene mucho sentido. Así que al final, se puede ver, y ya está.

Moonrise Kingdom: 6/10. Una historia de amor muy emotiva, con una estética cuidada y cálida. Ritmo lento, pero con una convincente actuación.

Nacido para pilotar: 6/10. Creada directamente para video, sorprende por unos resultados superiores a los de sagas muy conocidas. Previsible en astantes situaciones, y otras algo ingenua, resulta entretenida de ver, a pesar de la relativa poca acción.

Recoil: 5/10. No tiene demasiados atractivos, pero para pasar un rato de acción sin pretensiones, puede valer.

Skyfall: 6/10. Conmemorando los 50 años de películas de James Bond (esta es la 25ª película), sigue la tónica general de aventura, acción, y buenas ambientaciones, pero esta vez con Javier Bardem. Entretenimiento puro.

Soldados de fortuna: 4/10. La idea es buena, pero a los pocos minutos, ya nos damos cuenta de que no será una buena película. El diseño de los personajes, no es creíble, y como además, los actores lo hacen tirando a mal, resulta bastante increíble.