Vamos allá con una cargadita vigésimo octava edición de los comentarios de libros:

Asesinato en Hollywood (Frank Arnau): 5/10. Engancha al principio con una ambientación muy cinematográfica, reflejando las envidias y las hipocresías del mundo del celuloide de la época. Pero como ya parece habitual en esta colección de la Veron Editor, es tremendamente lento, y rápidamente se pierde el interés.

Berlín en rojo mayor (Clark Carrados): 6/10. Aventura ambientada en la Alemania de la guerra fría, con cierto glamour, algo de acción, y otro tanto de investigación.

Crónicas galácticas (Curtis Garland): 4/10. Se plantea interesante con un formato original, y una idea de cyborg innovadora para la época. Pero enseguida empieza a volverse raro, y quizás demasiado metafísico.

El cebo (Dorothy Uhnak): 5/10. Una excelente ambientación policial del Nueva York de finales de los 60, y un buen desarrollo de las operaciones infiltradas, pero que una vez pasa, resulta demasiado lento y descriptivo.

El coleccionista de relojes extraordinarios (Laura Gallego García): 5/10. Atrae la historia por los relojes juegan un papel destacado, pero la narración, fuera de los primeros capítulos que embaucan por sus personajes, en seguida evoluciona a algo parecido a una aventura gráfica para adolescentes, con personajes y situaciones que entran en escena en el momento más conveniente.

El día eterno (J. G. Ballard): 7/10. La habitual atmósfera desesperada de Ballard, con un protagonismo secundario en el tiempo y los relojes.

El gigante ahogado (J.G. Ballard): 6/10. Una historia demasiado simple, que no obstante está muy bien desarrollada.

El graznido de los cuervos (Jan Hutton): 5/10. Está bien escrito, con un ambiente gángster de los 50 que te mete de lleno en la trama. Desgraciadamente ésta es demasiado simple y lenta, con exceso de personajes que apenas aportan.

El marciano (Andy Weir): 7/10. Muy verosímil y bien llevado, pese a que algunas adversidades se hagan monótonas, su resolución es siempre interesante. El final, transcurre con demasiada rapidez.

El misterio de la Casa Aranda (Jerónimo Tristante): 7/10. A raíz de la serie de televisión en que se inspira, he podido disfrutar de la lectura de la primera aventura del inspector Víctor Ros Menéndez, con detalles diferentes a su adaptación, y una inmersiva atmósfera en la sociedad del Madrid de finales del siglo XIX.

El proyecto del hombre-lobo (Clifford D. Simak): 6/10. Gracias a lo original del concepto de un ser humano adaptado a condiciones de nuevos planetas, resulta muy interesante. A partir del primer tercio, se va tornando confuso, con hasta tres desarrollos paralelos de la historia, que se suceden alternativamente capítulo a capítulo.

El pueblo del aire (Poul Anderson): 6/10. Cuatro relatos recopilados por el propio autor, donde personalmente me quedo con El Bárbaro, antes que el que titula el libro.

El reino de las tinieblas (George H. White): 6/10. Primera versión de una de las primeras aventuras de la Saga de los Aznar. Mucha acción, bien narrada, y un estilo puramente pulp.

El secreto del caos y otros relatos (VA): 6/10. Cinco relatos de varios autores de la ciencia-ficción recopilados por John Carnell.

En las fronteras galácticas (A. Thorkent): 6/10. Los personajes están más trabajados de lo que es habitual. La historia se plantea bien, y pese a que los malvados alienígenas, no de la impresión de serlo, está muy bien. El final, demasiado rápido, y por tanto poco creíble.

Encuentro al alba (Arthur C. Clarke): 6/10. Muy bien relatado, y con un final muy bien buscado, del que lamentablemente se disfruta poco, porque se resuelve en un párrafo.

Extorsión (Eddie Thorny): 6/10. Una fabulosa ambientación de Eduardo de Guzmán Espinosa sobre el Nueva York de los 50 con una investigación policial más o menos regular.

Formula One for dummies (Jonathan Noble y Mark Hughes): 6/10. Exhaustivo repaso a la Fórmula 1 actualizado a 2004, que a pesar de todo resulta muy vigente. Se hace larga la parte de los viajes a los circuitos.

Insólito peligro (Eric Ambler): 6/10. Tiene un desarrollo muy lento y trabajoso, pero los escenarios tienen mucho encanto, y la forma en que se describen esos trenes y hoteluchos europeos de los años 40 me ha encantado.

Invasión naumita (George H. White): 7/10. Interesante entrega de la Saga de los Aznar, donde Pascual Enguídanos hace coincidir a cinco generaciones de la familia.

La aventura del sabueso impostor (Poul Anderson): 6/10. Cuento de ciencia-ficción que mezcla una raza extraña con Sherlock Holmes, para acabar haciendo una crítica de los mismos, y también de nuestra sociedad.

La estrella (Arthur C. Clarke): 6/10. Con interesante moraleja, pero un desenlace demasiado veloz.

La física de lo imposible (Michio Kaku): 8/10: El gran divulgador Michio Kaku, analiza diferentes conceptos vistos en la ciencia-ficción, para intentar determinar, si sería posibles a corto, medio o largo plazo. Desde el viaje en el tiempo, hasta la colonización de las estrellas, el teletransporte, los robots, o la telepatía. Un estilo que se entiende muy bien, pero más que suficientemente profundo para quedarse satisfecho.

La invasión sutil (Robert A. Heinlein): 6/10. La idea suena ya bastante tópica, y el desarrollo, salvo en algunos capítulos, carece del ritmo aventurero y militar de Heinlein.

La piedra de la eternidad (Glenn Parrish): 6/10. Adolece de un problema bastante habitual de estas novelitas, empieza demasiado despacio, y termina demasiado rápido. La historia está bien, el desarrollo regular.

La semilla del tamarindo (Evelyn Anthony): 4/10. No se qué pasó con la colección Erus de Veron, pero se repite lo habitual, entretenido hasta el primer cuarto, y luego lento y aburrido.

Las esporas malignas (Ralph Barby): 6/10. Una ambientación espacial muy buena, con buenos personajes, una historia bastante vista, y un final poco emocionante.

Las fronteras sombrías (Eric Ambler): 6/10. Lo mejor que he leído de la colección Erus de Veron. No es que sea bueno, pero la ambientación contemporánea a los años 30, y las historia de ficción es interesante, aunque muchos pasajes sean demasiado lentos.

Las leyes de Murphy para días que se te hacen bola (Arthur Bloch): 6/10. Actualización de las clásicas leyes de Murphy y sus derivados agrupadas por temáticas para el día a día. Si ya has leído las originales, no te aportarán nada nuevo. Sino, siguen siendo divertidas.

Las máquinas eternas y otros relatos (VA): 5/10. Ocho relatos de varios autores de la ciencia-ficción recopilados por John Carnell, bastante flojos todos ellos, salvo uno que es tirando a bueno.

Las tumbas de tiempo (J. G. Ballard): 5/10. Relato con un comienzo y una atmósfera inquietante y desesperada, pero no me apasiona como evoluciona.

Los dioses lloran sangre (Curtis Garland): 4/10. Está bien escrito, y hasta la mitad, la historia es entretenida. A partir de ahí se transforma en un relato con quizás demasiada metafísica fantástica.

Mangon (J. G. Ballard): 5/10. Un cuento que a los pocos párrafos que son los que aportan la originalidad, se vuelve bastante confuso y no aporta nada.

Mares tenebrosos (George H. White): 7/10. Continuación de invasión naumita, con una mayor carga dramática, y menos acción.

Mirrorshades. Una antología ciberpunk (Bruce Sterling): 5/10. Recopilatorio de novelas cortas, donde si esto es lo mejor que ha producido la literatura ciberpunk, apaga y vámonos. En general salvo las ambientaciones, y algunos personajes, las historias son más bien aburridas.

Mystery magazine Ellery Queen’s Abril 1964 (VA): 7/10. 8 cuentos y una novela corta que comparten la investigación en la actualidad de la época. Tres muy buenas y el resto que están bien.

Once mil ciento veinte y cuatro, AC (Nelbu): 6/10. Cuento que transmite un ambiente de soledad, y lentitud de paso del tiempo muy logrado, con algunas ideas ciertamente originales, aunque el final sea un tanto previsible.

Operación Rompehielos (John Gardner): 5/10. Entretenida por él modo de vida y el carácter de Bond, pero con apenas emoción ni aportes..

Plasma viviente (Marcus Sidereo): 5/10. La historia no está mal, pero la forma en que está escrito hace que resulte poco interesante. Le doy un aprobado porque con capítulos tan cortos, se lee fácilmente.

Proyección a otra galaxia (Alf Regaldie): 5/10. No demasiado bien escrito, y con tantos enemigos distintos (4), en los que las 97 páginas apenas dan de sí.

Supervivencia y otros relatos (VA): 6/10. Quinta compilación de Carnell, superior a muchas de las anteriores, donde especialmente me ha gustado Subliminal de Keith Roberts.

Tiempo de pasaje (J. G. Ballard): 6/10. Ameno cuento de Ballard, con una idea original en cuanto a la vida y la muerte, pero quizás planteado con demasiada lentitud.

Un náufrago en el siglo XXX (Glenn Parrish): 6/10. Me ha gustado la idea. El desarrollo tiene ritmo, pero como es habitual, empieza con demasiada lentitud, y termina con demasiada velocidad.

Un paraíso olvidado y otros relatos (VA): 6/10. Cuarto volumen de los recopilatorios de relatos de CF de John Carnell con ocho historias que en general no son brillantes, pero tampoco están mal.

Unidos es posible (VA): 5/10. En la linea de la anterior 40+1 innovadores de BBVA y Anaya, pero enfocado a grupos, que resultan de una selección mucho menos interesante.

Viaje a la locura (Kelton McIntire): 6/10. Tiene bastante aventura, a pesar de que la historia no sea gran cosa, así que resulta entretenido.

Visitantes del futuro (Adam Surray): 7/10: Original los delincuentes y la policía del tiempo para una novelita barata de los años 70. Me ha sorprendido agradablemente, la ambientación, y las efemérides de la época en que se desarrolla.

Yo, Lázaro (Curtis Garland): 5/10. Extraña historia de bolsilibro que interpreta al bíblico Lázaro como un viajero del tiempo. Muy original, pero demasiado compleja cuando lo que buscamos el solamente pasar el rato.