Sin más dilación, la 33ª parte de comentarios de libros:

Alicia en el País de las Maravillas (Lewis Carroll): 6/10. Siempre escuché que no era un libro infantil, así que decidí leerlo. Mis espectativas eran altas, y no se colmaron. Es cortito, y merece la pena leerlo, pero sin esperar demasiado más a lo que uno ya conoce. Como máximo una segunda lectura algo más profunda.

Así es como la pierdes (Junot Díaz): 8/10. Este recopilatorio de relatos, nos narra diferentes relaciones que se terminan. Me ha encantado, quizás por su ambientación en RD, y su forma de hablar, pero también por los personajes y las historias, muy realistas y diferentes. Además, la traducción, me parece que está muy lograda, casi como si hubiera sido escrito en español en vez de inglés.

Ceros y unos (Daniel Rodríguez Herrera): 8/10. Reconozco que bajo ese título, me esperaba más bien poco. Estaba muy equivocado. Es sin duda el mejor libros de historia de la informática escrito en nuestra tierra.

Ciencia Ficción Bruguera 28 (VA): 6/10. Es buena por el recopilatorio inicial de cuentos de Arthur C. Clarke, y bastante más floja luego, incluyendo el de Asimov.

Como en los viejos tiempos (Robert J. Sawyer): 6/10. Había leído historias de viajes temporales parecidas, pero no quita que el desarrollo de este cuento siga siendo bueno, pese a que la idea no sea muy original.

Corriente de conciencia (Robert J. Sawyer): 7/10. Un cuento con mucha base científica del futuro biológico, bien buscado, y que se lee muy agradablemente.

División Equis (Pascual Enguidanos Usach). 5/10. Justita esta 16ª entrega de los Aznar, es fácil de leer y por eso aprueba.

El día de pasado mañana (Robert A. Heinlein): 7/10. El ritmo militar de Heinlein la hace que te encanche. La historia no es que sea nada demasiado original, pero es aventura, y acción, con algo de ciencia-ficción.

El jefe infiltrado (Bia Namaran): 8/10. Ambientado como un programa especial del jefe infiltrado, la protagonista, se infiltrará en varias compañías de Sjoberg. Muy ameno, y humano. De nuevo combinando magistralmente la tecnología, y el dinero con la labor social.

El libro de los sucesos (Isaac Asimov): 7/10. Unos 3.000 acontecimientos curiosos, agrupados por categorías. Nada que ver con la ciencia-ficción, ni siquiera con la ciencia, ya que hay de todo. Descritos entre una linea y dos párrafos, son la mayoría muy amenos e interesantes.

El muro de oscuridad (Arthur C. Clarke): 5/10. Me gusta el enfoque científico que daba Clarke a sus cuentos, aunque le falla algo, y acaba resultando pasable.

Falcó (Arturo Pérez-Reverte): 6/10. Siempre me ha gustado como escribe Pérez-Reverte, pero nunca me sentí demasiado identificado con las historias que contaba en sus novelas. En el caso de Lorenzo Falcó, aunque ambientada en la Guerra Civil, no deja de ser un espía, duro, listo y con glamour. El añadido es el Patek Philippe que le acompaña, junto a Varón Dandy. La historia está bien, pero a veces carece de ritmo, salvo la última cuarta parte que es frenética, y entusiasma.

La conquista del dragón (José Antonio Carretero Sevilla): 6/10. Se lee muy fácilmente, y el enfoque de un libro de crecimiento personal, protagonizado por un personaje adolescente es muy original. Hacia la mitad se hace algo lento, y el final, vuelve a remontar.

Límite 500 (Alberto de Vega Luna y otros): 6/10. 100 relatos muy breves, que pretenden resultar inquietantes, y hacer pensar. Pocos lo consiguen, pero sí que la mayoría son muy oríginales, y se leen con mucha facilidad.

Mindscan (Robert J. Sawyer): 7/10. Además de la ciencia involucrada en el trasvase, las consecuencias legales y filosóficas, diría que son lo más interesante de la novela.

Nikola Tesla (Margaret Cheney): 6/10. Interesante, más por el propio Tesla, que por la selección de inventos y anécdotas que se cuentan. Vale la pena leerlo, solamente por aprender muchos cosas que no conocíamos de él.

Propaganda (Edward Bernays): 7/10. Y. El autor, a la postre sobrino de Freud, nos explica ya hace 90 años, como aplicar la propaganda en sectores tan variados como los negocios, política, social, educación servicios, arte y ciencia.

Robinsones cósmicos (Pascual Enguidanos Usach). 5/10. 15ª entrega de la Saga de los Aznar, no es demasiado bueno, pero el tono narrativo directo, la aventura, y la acción, hacen que resulte entretenido.

Sherlock Holmes de Baker Street (W.S. Baring-Gould): 6/10. Combina pasajes biográficos de Holmes y su entorno con historias ficticias, que no llegan a la altura de las de Doyle.

Starplex (Robert J. Sawyer): 6/10. La idea de una novela de Sawyer, pero ambientada en una nave espacial con múltiples razas, me atraía muchísimo. Luego en realidad no está tan bien como esperaba, lo cual no indica que sea malo, sólo espectativas elevadas.

Trueque mental (Robert Sheckley): 5/10. Original siempre, y entretenido en algunos pasajes, adolece en el resto que a veces se queda vacío, como si no aportase nada, y aburre.