Los que lo hemos probado, comprobamos que es francamente superior, es más económico, irrita menos, apura más, mantiene ese encanto de antaño y es más sostenible. Sus pegas son, que el afeitado requiere algo más de tiempo, espacio, instrumentos específicos, y sobre todo práctica.

Así que os voy a contar un poco como creo yo que sería la mejor forma de iniciarse. Os recomendaría empezar con una brocha y una barra de jabón, que sustituya a tu actual espuma o crema de afeitar. A modo de iniciación, una brocha y un jabón te costarán aproximadamente lo mismo que un bote de espuma. En cambio te durarán muchísimo más.

Jabón
Tienes la marca Lea con su segunda marca Bea, en Mercadona están por ejemplo a menos de 1,5€, de buena calidad y fabricado aquí.

Algo mejor a mi parecer, el de La Toja, que cuesta poco más de 2€, y se encuentra en El Corte Inglés o Hipercor. En esa misma gama tendrías Speick o Nivea. Otras marcas algo más difíciles de conseguir son Santa María Novella, Martin de Candre, Tabac, …

Brochas
Puedes empezar con dos productos de aquí. La más asequible es la brocha Casalfe en Hipercor, a menos de 3 euros. Wilkinson las ofrece a partir de 5€, por ejemplo en Carrefour, y algo superiores, las Vie-Long, que están en El Corte Inglés a partir de 9€.

La variedad es grande Omega, Semogue, Culmak, Edwin Jagger, y modelos más exclusivos como las Kent, Simpson, o Plisson.

No es necesario de momento un recipiente para hacer espuma, simplemente humedeces la cara, aplicas el jabón con la barra, y luego con la brocha la mueves en círculos durante 30 segundos hasta que se cree una espuma consistente. Más adelante tu decidirás si prefieres un bol, pero de momento no te compliques.

En mi caso empecé con una Culmak de 7€ y ahora uso una Vie-Long de 15€, ambas compradas en Amazon

Lo que diferencia a una brocha de otra, es principalmente su pelo. De más económico a más caro, pueden ser sintéticos, de cerda, de caballo o de tejón. Las de tejón son consideradas las de mayor calidad, pero quiero recalcar que su fabricación requiere el sacrificio del animal, algo prohibido en muchos países, lo que causa que la mayoría de pelo de este animal venga de China.

El material del mango influye en el precio y las sensaciones, pero no su eficacia: plástico, madera, asta, …

Hasta aquí, has remplazado tu espuma por una brocha y un jabón, que te pueden haber costado menos de 5 euros en total. La brocha si se cuida bien, te durará uno o dos años, y el jabón dependiendo de la frecuencia de tu afeitado varios meses. Sin duda ya estás empezando a disfrutar de sus ventajas con el ahorro económico y de materiales, a pesar de que sigas con tu cuchilla habitual.

Sigue de este modo un tiempo, y cuando veas que te encaja, pasa al siguiente paso.

Masajes
Probablemente uses un after-shave actualmente, lo más fácil es que sea de una marca de moda, que tiene más de marketing que de experiencia en el afeitado. Los masajes suelen tener una base alcohólica que se encargan de proporcionar frescor con su evaporación y desinfectar, así como algunos componentes cicatrizantes para los cortes.

Mi preferido es Floïd mentolado y vigoroso, que tienes en su presentación de 150 ml a 5,5€ en Mercadona, y la de 400 ml a 12€ en El Corte Inglés, pero cuando busco un toque más clásico, opto por Brummel que está a 12€ el envase de 500 ml en muchas perfumerías de barrio, o Varón Dandy a 12€ el del litro en La Balear. Todos ellos con su encanto de frasco de cristal.

Otras opciones serían La Toja, Myrsol, Proraso, Williams, Nivea, Trumpers, o D.R. Harris

De momento tus hábitos no han cambiado demasiado, así que ahora te toca dar el paso de cambiar de maquinilla.

Maquinilla
El afeitado tradicional utiliza lo que se denominan maquinillas de seguridad, un invento de Gillete de finales de 1800. Puedes empezar por la Wilkinson Classic de plástico, que por menos de 5 euros en El Corte Inglés, incluye 5 hojas de recambio.

La otra opción es que vayas directamente a por un modelo que te guste, aunque sea algo más caro. No te voy a engañar, es diferente a las multi-hojas que conoces, y tendrá cierta curva de aprendizaje, por lo que cuanto más motivado estés para cambiar, mejor. Yo he escogido la Merkur 41N, una réplica de la Gillette Safety Razor de 1904, que puedes conseguir por 20€ en Amazon.

Por 10€, las nacionales Vie-Long , están francamente bien también, o las más caras Edwin Jagger, Parker o Mühle. A priori te recomiendo huir de las asiáticas económicas tales como Weishi o Ming Shi.

Lo que debes saber de ellas, es que todas equipan el mismo tipo de cuchilla, las que se denominan cuchillas de doble filo, es decir independientemente de la marca de tu maquinilla, podrás montarle cualquier marca de cuchilla.

Las maquinillas son normalmente de latón o acero, al que se le aplica una capa niquelada, cromada o dorada para hacerla más atractiva, y evitar su oxidación. Los modelos construidos enteramente en acero inoxidable, son mucho más caras y empiezan en los 60€.

Se clasifican dependiendo de si son de peine abierto o cerrado. Las primeras generalmente apuran más, y es más fácil cortarse con ellas durante el afeitado, y las de peine cerrado justo lo contrario. Para iniciarse se recomiendan las de peine cerrado, sin embargo dependiendo de como sea tu piel y tu barba, puede que llegues a cortarte también con una de peine cerrado, o que éstas apuren lo mismo que de peine abierto.

Lo siguiente a tener en cuenta es su forma de apertura, las básicas son de 2/3 piezas, es decir, desenroscas el mango, y te permite colocar una nueva hoja en el cabezal. Las hay de mariposa, donde el cabezal abre directamente. Más cómodas estas últimas para cambiar la cuchilla, y algo más caras.

Cuchillas
Este tipo de cuchillas se llaman de doble filo. Lo que diferencia unas cuchillas de otras son lo afiladas que están, y su durabilidad. Todo depende de la calidad del acero inoxidable con el que están hechas, el tipo de recubrimiento que tienen, y el proceso de fabricación.

Las Personna de Mercadona son una gama media que por 2€, ofrecen 10 cuchillas. Para mi las mejores son las Gillette Bleue Extra, que en La Balear cuestan 4€ el paquete de 5 unidades.

Las más afiladas, apuran más en menos pasadas, pero hacen más fácil cortarse. En este grupo estarían por ejemplo las Feather, o las Gillete.

La marca y modelo ideal, de nuevo dependerá de tu tipo de piel, y de tu tipo de barba. No es lo mismo una piel sensible con barba dura y muy poblada, que una piel fuerte con poca barba.

Simplemente empieza, y ves probando diferentes modelos que se ajusten lo mejor posible a ti.

Ya te decía que puedes montar cualquier cuchilla de doble filo en cualquier maquinilla de seguridad, pero lo que debes saber es que durarán menos que una multi-hojas, al tener que hacer más esfuerzo, y es por ello que cuestan una fracción comparadas con ellas.

Llegados a este punto, ya tienes tu hábito de afeitado totalmente reemplazado, y es cuando puedes añadir cosas que antes no conocías.

Loción
Las lociones, cremas y aceites de preafeitado, preparan la piel, y ablandan el pelo. Recomiendo la emulsión Myrsol (para antes y después del afeitado), en frasco de cristal de 180 ml a 12€.

Pero puedes probar también Floïd, La Toja, Williams o Proraso.

Astringentes
Si eres de los que fácilmente te cortas, como es mi caso, los astringentes ayudarán a parar el sangrado. Puedes empezar con una piedra de alumbre natural, o usar un lápiz cortasangre como el Vie-Long o de Taylor of Old Bond Street por 4€.