Comprar un encendedor

Necesitaba comprar un mechero, así que evitando intencionadamente los bazares chinos que venden esos lotes de tres encendedores baratos a un euro, sí, esos que tienen esas advertencias de seguridad traducidas al español que resultan tan graciosas, me acerqué a un estanco que tengo cerca de casa.

Mis favoritos son sin lugar a duda los Zippo, el estandarte en cuanto a mecheros duraderos, y reparables. Pero también en cuanto a exigencias, porque si no los usas continuamente los tendrás sin gasolina cuando vayas a necesitarlos. Sin menoscabo del cambio de piedra, de mecha, etc. Tareas de mantenimiento que cualquier artefacto mecánico necesita. El Clipper Jet Flame me gusta mucho, pero quería algo más barato, algo que poder tener a mano sin miedo de perderlo, y sin que pesara mucho.



Buscaba un encendedor sin piedra (piezoeléctrico) y evidentemente recargable. Ya sabía del artículo sobre Cricket, que esta marca no ofrecía encendedores recargables. Bic tiene en su encendedor de toda la vida una variante piezoeléctrica, aunque siguen como siempre, sin ser recargables. Me pregunto de que sirve que el encendedor siga funcionando porque la piedra no se agota, si lo que se extingue es el gas. Por mucho que declaren 3.000 encendidos, ¿cuánto puede encarecerlo que sea recargable? Supongo que esa es y siempre ha sido una de sus claves del éxito, que son desechables, así que tienes que comprar otro, lo que explica porque producen casi 5 millones de unidades cada día.

Tuve que recorrer tres estancos hasta encontrar uno donde me vendieran a 1€ lo que buscaba. No fue ni más ni menos que un Clipper, un Clipper Fit para ser exactos. Un sencillo encendedor de plástico que es recargable como todos los de Clipper, y al mismo tiempo piezoeléctrico (electrónico como les gusta llamarlos).

Luego te dedicas a rebuscar por la web, y te encuentras con los Gianni Electronic o los Atomic F4 que se venden en lotes a unos 0,25€ cada unidad, que son recargables, que son piezoeléctricos, pero que no encuentras en ningún lado. Y todo esto viene a que en los estancos venden esos mecheros de usar y tirar porque son los que los clientes demandan. Si eso es cierto, entonces es culpa nuestra que no entendemos que un objeto, aunque sea de plástico y barato, si le podemos dar una vida útil más larga es mejor para todos.

4 comentarios en “Comprar un encendedor”

  1. Siempre quedará el ferrocerio, aunque hay que cogerle el truco. Eso de controlar los chispazos por fricción para prender algo no es controla a la primera.

    A mí estos encendedores siempre me han parecido demasiado pequeños, más incómodos de manejar que los Clipper clásicos que van más duros de encender y mantener la llama con su pulsador. Y cuando no, que los piezoeléctricos a priori duran más, pero en general también fallan más pronto que tarde cuales escopetas de feria.

    Yo tengo uno que me regalaron un día en el estanco, que no sé ni la marca. Siendo piezoeléctrico todavía funciona, de plástico rojo de una campaña creo que de Phillip Morris de hace unos años, pero es tipo Zippo con la tapa tipo cazoleta, y hace la llama tipo soplete, que casi ni le afecta el viento… y recargable. Que esta es otra, en muchos mecheros baratos el sistema recargable también suele fallar, tira fuera más gas del que intentas inyectar que el que recoge.

  2. Muy buenas.
    Ante la última reflexión Guti,estás en lo cierto.Siempre es culpa nuestra.
    Nos hemos acostumbrado y siempre buscamos la comodidad al máximo nivel.
    Ya lo hemos mencionado otras veces,con el tema de los pañuelos hace unos dias en el post que hiciste acerca de eso,por ej.Y resulta paradójico,a mi muchísimo.Por un lado el tema ecológico del reciclaje que nos bombardean.constantemente y dando a entender que siempre es culpa del ciudadano y por otro que de cada vez todo es mas de usar y tirar.Es como cuando estabamos en los años de inicio de la «crisis»(esta palabra me chirría),por un.lado se nos decía que había que apretarse el cinturón,y por otro que había que consumir,porque claro,sin consumo como va a echar a rodar la rueda?.
    Es un querer y no poder.Se nos condiciona como sociedad,al hiper-consumo,y eso,irrevocablemente,nos lleva a una vorágine y un culto a la velocidad,que inevitablemente conlleva el abuso del usar y tirar y lo peligroso es que apenas nos damos cuenta metidos en el sota,caballo y rey de cada dia.
    Os acordais de cuando se devolvian los ‘cascos’en los colmados?Me da por sonreir mientras escribo y me produce una sensación de nostalgia y añoranza a un pasado,que como concepto de vida,ya no volverá nunca,me temo.No hablo sobre avances tecnológicos,por supuesto,sino de como encontrar un equilibrio entre consumo y coherencia y respeto al medio.
    Saludos

  3. Sociedad del Hiper-Consumo. Gran término Pedro. Y tienes toda la razón, hemos ido para atrás. Antes se devolvían los casos, y recibíamos una motivación económica. Ahora esto no ocurre, y tampoco tenemos recompensa. En algunos lugares de Estados Unidos, hay empleados que son los que se encargan de separar la basura. Digo yo que si lo que interesa es que haya empleo, es algo que también tiene sentido.

  4. También tengo uno de esos a prueba de viento Alejandro. Este Clipper Jet. Lo malo es que consume tanto gas que en una decena de usos se ha agotado la carga, y queda el engorro de irlo recargando.

    Si encontrara un Ronson piezoeléctrico y de calidad a buen precio, me lo compraba. Parece que en estas cosas que no están de moda, haya que recurrir a objetos de segunda mano, porque los nuevos ya no se venden.

Deja un comentario