Podemos comprimir la salida de nuestras páginas, de esta forma a cambio de algo más de uso de CPU en el servidor, conseguimos un ahorro del ancho de banda usado. Colateralmente al usuario de nuestras páginas, le será más rápida la descarga.

Comprimiendo con GZIP páginas HTML, se consigue un ahorro que es típicamente del 50%-75%, esto es, conseguimos que descarguen entre 2 y 4 veces más rápido.

Podemos habilitar la compresión GZIP de varias formas:
– Desde el servidor web: Los servidores web más comunes lo permiten. Entre ellos IIS, Apache y Sambar.
– Desde nuestras páginas de servidor: Por ejemplo en PHP usando ob_gzhandler().
– Desde la aplicación web: La mayoría de aplicaciones como PHPNuke, PHPBB, PHPMyAdmin y SPHPBlog, … Todos ellos tienen algún parámetro que permite configurar este aspecto.

La compresión GZIP usa la librería zlib para efectuar la compresión y la descompresión. Este proceso es soportado automáticamente en todos los navegadores web recientes: Internet Explorer 4, Netscape 4, Mozilla 1.0, Opera 5, Flash 5, …

La compresión puede ser aplicable aparte de las páginas HTML mencionadas, a más recursos: archivos XML, archivos de texto (usados con loadVariables de Flash), … y de esta forma ampliar sus beneficios.

Puedes ver si una página está o no comprimida con GZIP yendo a http://leknor.com/code/gziped.php. Esta utilidad además muestra en el caso de no estar comprimida, el ahorro que se obtendía con los diferentes niveles de compresión posibles.