Hace algo más de dos años, os hablaba de X1 Professional Client, la herramienta de búsqueda de escritorio (desktop search), que he estado utilizando tanto a nivel personal como profesional.

Sin embargo, tras la versión 6.2.4, X1 Professional Client, se ha vuelto bastante pesado, y por tanto poco ágil a la hora de trabajar, algo que es imprescindible en una herramienta de este tipo. Por lo que las únicas opciones que me quedaban eran, o seguir con esa versión, que ya empezaba a quedar anticuada, o buscar un reemplazo.

Tras volver a analizar las evoluciones de las herramientas de desktop search disponibles, he optado por quedarme con Copernic Desktop Search.

CDS, se ofrece en tres ediciones: Home, Professional y Corporate. La primera de ellas es gratuita, y perfectamente usable en la mayoría de casos, mientras que la segunda y la tercera 49$ y 59$ respectivamente añaden más funcionalidades.

Todas las ediciones están disponibles en castellano, y bastante ligeras. Muchísimo más que X1, lo que permite usarlo en netbooks, o equipos con cierta antigüedad. Las últimas versiones de Copernic Desktop Search, han añadido soporte de formatos de archivo Office 2007/2010, sin embargo, al no haber una versión nativa x64, no nos será posible indexar los emails si usamos Outlook 2010 x64 (algo en lo que parece que llevan un tiempo trabajando).

El indexador solamente utiliza un procesador o core, está bien para no saturar la máquina cuando la estamos usando, pero sería conveniente que fuera multihilo cuando está en idle, para aprovechar al máximo los recursos disponibles. El consumo de memoria es de los más bajos en comparación con la competencia, yendo de 4 Mb. cuando no se usa ni está indizando, a 30 Mb. si estamos buscando y al mismo tiempo actualizando el índice.

Los resultados se obtienen de manera rapidísima, velocidad que es todavía más alta en las versiones de pago, mientras que la catalogación de archivos se hace a la velocidad normal de este tipo de herramientas.

La velocidad de indexación se anuncia como la más rápida de toda la competencia, aunque personalmente me ha parecido más bien normal tirando a baja. El tamaño del índice es entorno al doble del que genera X1, que no es un inconveniente propiamente dicho, puesto que se utiliza para obtener unos buenos resultados, y con una respuesta veloz.

El interfaz de usuario es claro e intuitivo, muy en la linea de X1, quizás algo más atractivo, pero sin tanto detalle a la hora de obtener los listados.