Ahora que se ha vuelto a confirmar nuestro derecho a la copia privada, vía la renovación del canon que pagamos a la SGAE, quiero enseñaros que es lo que ocurre cada vez que alguien decide compartir su música en una red local…