De vez en cuando me preguntan cuanto dinero se puede ganar con un blog, en realidad lo que quieren saber, es cuánto gano yo con él, o si se puede vivir de escribir contenidos en internet. Mi blog, es de las primeras páginas web personales en España que siguen en activo, y tiene una audiencia bastante amplia, un 40.000 visitas mensuales.

Tal vez con la fiebre de los influencers, y esos chicos de 14 años que dicen ganar miles de dólares al mes con sus vídeos en Youtube, todos piensan que con el blog me estoy haciendo rico. Obviamente que sí, gano tantísimo dinero con el blog, que tengo que seguir trabajando. Seamos sinceros, sí, se gana dinero, pero ¿cuánto?

Obviamente, intento rentabilizarla, o al menos no perder dinero con ella. No es cuestión de echarte a dormir y ver como llega el dinero, sino que requiere que estés detrás de ella. La pregunta, está expuesta en muchas páginas de internet, pero por algún motivo que conozco, nadie quiere responderla, o si lo hacen, no es con sinceridad y total transparencia.



La metodología ha sido muy simple, he cogido los ingresos obtenidos de diferentes fuentes durante el último año, y las he extrapolado a cada mes.

Ingresos

– Autogestionado: 708€ (59€/mes en productos).
Text Link Ads: 1$ -6 días- (55€/mes).
Double Click Ad Exchange (ADX): 45€ -2 meses- (23€/mes).
Google Adsense: 228€ (19€/mes).
Amazon.es: 179€ (15€/mes).
Meranom: 129$ (11€/mes).
eBay.es: 34€ (2,8€/mes).
Coobis: 0€ -0 posts- (0€/mes).
Slava: 0$ -1 mes- (0€/mes).
TOTAL ingresos mensuales medios: 185€/mes.

Ya estoy imaginando las caras de muchos diciendo, ¡185 euros al mes! Yo también quiero ganar eso con mi web sin hacer nada. Vale, primero fíjate que la mayor parte, no son ingresos como tales, sino productos. Es decir, algunos productos que me gustan, y que las marcas me ceden para que pruebe. Si esos productos no te gustan, para ti su valor será cero, y tampoco debes olvidar que cada producto que llega, requiere un trabajo de entre 2 y 4 horas para tomar las fotografías, redactar el artículo y publicarlo. Ahí no incluyo el tiempo de probar el producto, porque es algo que me gusta, y podríamos entender que hago por afición.

Tampoco pienses que todos los productos son regalados. Son una minoría, artículos que me gustan, y que probablemente habría pagado de mi bolsillo si no me los hubieran dado. Del mismo modo, tampoco voy a incluir como gasto la compra de los productos que pago yo. Aunque no tuviera el blog, me los habría comprado igualmente. Lo único, que no habría escrito sobre ellos.

Costes

Hosting (Dreamhost): 97$ -1 año- (7,5€/mes).
– Creación y elaboración de contenidos: 4 horas semanales (240€/mes).
– Mantenimiento y administración: 3 horas mensuales (45€/mes).
– Gestión de promociones: 8 horas mensuales (120€/mes).
TOTAL costes mensuales medios: 412€/mes.

De nuevo, vuelvo a imaginar vuestras caras diciendo. Si en realidad lo único que pagas son menos de 8€ cada mes por el alojamiento. Claro sí, siendo estrictos es lo único que pago. Pero ¿y el tiempo que dedico a escribir? Porque si ese tiempo no vale nada, lo podría dedicar a otra actividad, por ejemplo desarrollar software a medida, y cobrarlo al precio de derribo de 15€/mes que no me faltarían clientes.

Además del trabajo de escribir, está el mantenimiento del servidor, del WordPress, y las copias de seguridad. Pero también, el tiempo necesario para gestionar los acuerdos con los productos que me regalan, o prestan. Hay que recibirlos, hay que devolverlos, y nunca es te lo mando y ya escribirás de ellos, sino que hablas con la persona responsable varias veces, le muestras el borrador, y un largo etcétera de tareas administrativas, que sí, efectivamente también consumen mucho tiempo.

Piensa que tampoco he añadido como coste la conexión a internet, el teléfono, o la amortización de los ordenadores y las licencias de software, porque siendo francos, los pagaría igual aunque no tuviera el blog.

El trabajo en ese año, ha consistido en escribir 174 artículos, con un total de 291.000 palabras. Si lo imprimieras, serían más de 700 páginas DIN-A4, lo mismo que una novela de extensión media tirando a larga. O si prefieres verlo mensualmente 60 folios al mes. ¿Cuándo fue la última vez que escribiste esa cantidad de material? Entonces planteatelo como un continuo, algo que llevas haciendo desde 2004. ¿Abrumado? Pues no es para menos, más de 1 millón de palabras, o sea cerca de 3.000 folios impresos.

Si trabajas como redactor profesional, cobrarás unas 50€ por página (400 palabras). En el peor de los casos, que seas amateur y que escribes contenidos en un medio poco conocido, el precio bajará hasta los 4€ por página. Supongamos que es así, que lo hago fatal. Pues decíamos que 700 páginas al año, la cosa es fácil, 3.196€. Aquí ya no salen los números, mis cifras son mucho peores que el peor de los casos.

Conclusiones

Voy a intentar responder entonces la pregunta de ¿cuánto dinero se gana con un blog?: Poco, ya lo has visto. Salvo que seas un medio, del tipo que sea, con muchas visitas, y mucha influencia, no podrás vivir de él. Incluso si adquieres muchísima popularidad, cosa harto difícil, lo más probable es que necesites tanto tiempo para ocuparte de él, que te sea más rentable pasear perros por horas.

Las dificultades son muchas. Mientras están navegando, probablemente tengas instalado un bloqueador de publicidad. Eso quiere decir, que tu visita, no me aporta económicamente nada, al contrario, me cuesta dinero por el coste del servidor. Por eso agradezco al menos un comentario dando las gracias si te resultó de ayuda o agradable, no tardarás más de 5 segundos en ponerlo, y yo he tardado más de una hora en redactar esto.

Otro factor es que en internet, la publicidad está todavía en pañales. La tecnología todavía no aporta anuncios verdaderamente relevantes e interesantes. Muchos medios, abusan de la publicidad, que es molesta e intrusiva para el lector, y la forma de pago, es por clic. O sea que si ahora estás viendo un anuncio de Air France mientras leías, ese anuncio no vale nada si no haces clic. Por contra, si lees una revista, el anunciante pagará por ese anuncio, aunque ni siquiera lo veas.

Como consumidores de contenido, en este caso lectores, la web nos ha acostumbrado al todo gratis. Si compras la revista GQ o cualquier otra, estarás pagando 4€ por ella. Verás artículos como el de Pitillos Blucher, que probablemente estén técnicamente mejor escritos que el mío, pero que solamente te dirán que son unos zapatos magníficos, y que tienes que comprarlo. Será más publicidad de esos zapatos. Fácilmente podemos pensar, que el que escribió el artículo, ni siquiera uso esos zapatos ni una vez. Por tanto has pagado un dinero por algo que no te aporta ningún valor real. Obviamente, cuando me lees a mi, puede que tampoco recibas ningún beneficio, aunque espero que no, pero la diferencia es que no has pagado nada en absoluto.

¿Entonces por qué lo hago? Porque para perder dinero, hay infinidad de formas. La respuesta es bien fácil, lo hago porque me gusta escribir, y porque me gusta el blog. Me gusta que mis contenidos estén disponibles para todos, y puedan resultar útiles a alguien. Es algo que no está de moda, pero piénsalo como si fuera mi pequeña contribución para hacer del mundo un lugar mejor.

Si quieres escribir un blog, publicar en Instagram, hacerte una página en Facebook, o subir tus vídeos a Youtube, te animo a que lo hagas. Es algo muy enriquecedor en el sentido personal, y aunque requiere tiempo y esfuerzo, es algo que ayudará a los demás, aunque sólo sea a ti mismo. Conocerás el medio, aprenderás a escribir, a tomar fotografías, a grabar video… Pero si piensas hacerlo por el dinero, no te lo recomiendo.

Si has llegado hasta aquí, y ahora que espero que hayas entendido todos los argumentos, te voy a pedir una cosa. La próxima vez que navegues por internet, y veas páginas que te gustan, piensa en la gente que las mantiene, en los creadores que generan ese contenido. Da igual si piensas en algo como ZonaCasio o Pilot & Person. Un comentario amable nunca molesta, un clic en un anuncio que te parece interesante siempre se agradece, o una compra de alguno de esos productos, es una pequeña ayuda.