Tras haber repasado la precisión de los relojes, hoy vamos a hablar de la duración de su carga, también denominada reserva de marcha.

Típicamente los relojes alimentados por pilas de botón, tienen una autonomía de entre 2 y 15 años. Esta cifra depende primero de todo del tipo de reloj. Los analógicos consumen más que los digitales. Influye también el tipo de pila que montan, cuanta más capacidad tenga, y de mayor calidad sea, más tiempo durará. Por último es importante el uso que le demos. Así por ejemplo en los modelos analógicos el uso de cronógrafos aumenta la demanda de energía, mientras que en los digitales es la luz. En ambos casos, las alarmas, la sincronización radiocontrolada, etc, reducen también su vida.

Pero como los relojes a pilas son por varias razones algo que hace tiempo dejó de interesarme, voy a centrarme en la reserva de marcha de modelos que no las usan, bien porque son mecánicos (en mi caso de carga automática), o solares con un acumulador o un capacitador. Podría haber modelos kinéticos, pero de momento mi colección no cuenta con ninguno (desgraciadamente).

Debido a que son recargables, es interesante también saber cuanta carga es necesaria para su funcionamiento. De modo que a continuación tenéis la autonomía total de diferentes modelos, la autonomía de un nivel a otro, y el tiempo necesario de recarga:

Boctok Амфибия Классика 060434: 31 horas (2 minutos en cargar con movimiento horizontal).
Casio GW-6900: 9 meses. 10 días de H a M (1 hora en cargar con luz directa del sol).
Casio GW-M5610: 10 meses. 8 días de H a M (45 minutos en cargar con luz directa del sol).
Casio HDD-S100: 14 días. 10 días de H a L (1 hora en cargar con luz directa del sol).
Casio MTG-930: 6 meses. 5 días de H a M (30 minutos en cargar con luz directa del sol).
Casio W-S210D: 11 meses. 8 días de H a M (45 minutos en cargar con luz directa del sol).
Citizen Pilot Radiocontrolado: 2 años. 36 días de H a L (2 horas en cargar con luz directa del sol).
Orient Titanium Slide Rule CEM58004: 40 horas (3 minutos en cargar con movimiento horizontal).
Seiko 5 Sports SNZF55: 41 horas (3 minutos en cargar con movimiento horizontal).

Sin duda sorprende la eficiencia que a llegado a conseguir la tecnología Tough Solar, donde una carga directa del sol de 45 minutos, da al reloj una autonomía de 8 días con condiciones de uso normales, como podemos apreciar en el GW-M5610, o en el W-S210D. Esta relación mejora cuando más bajo sea el consumo del reloj, y cuando más rápida la carga, influenciada por el tipo y tamaño de sus células solares, y del sistema de acumulación de energía.

Eco-Drive no se queda atrás, y con su excelente modo de ahorro de energía, nos permite mantener los datos del reloj durante dos años.

Es fácil ver como la tecnología ha avanzado a pasos agigantados, y el Bateryless HDD-S100, apenas certifica 14 días de autonomía.

En la liga de los mecánicos, las cosas son muy diferentes, el Seiko ganador, con 41 horas, apenas puede competir con ellos, ni en autonomía ni en tiempo de carga. Resulta curioso como el más elaborado movimiento 7S36B, requiera más tiempo de carga que el vetusto 2416B de Vostok.