Hoy he visto Cube 2 Hypercube (2002).

Esta entrega, al igual que la primera sorprende.

Si en el caso de la primera: Cube (1998), lo realmente original era el concepto del guión, junto con una puesta en escena relativamente modesta, en esta segunda parte, se amplía todavía más la idea de cubo, con infinitas diferencias en cada recinto.

Si quereis ver una película diferente, no puedo más que recomendárosla. Sobre todo por su guión. No tiene unos efectos especiales impresionantes (aunque si mejores que la primera parte), y tampoco tiene un reparto de actores consagrados. La fotografía es aceptable, y la banda sonora más bien floja. En cualquier caso, como ya he dicho, lo mejor es la idea de la película, y sobre todo los momentos de reflexión que permite una vez visionada.

La idea parece muy simple. Un grupo de personas, sin saber porque aparecen metidos dentro de una estructura con habitaciones en forma de cubo. Su instinto les llevará a querer salir de ahí.