Cube Zero

Confieso que soy un entusiasta de la saga de películas Cube.

En este caso, Cube Zero (2004), explota el concepto tan de moda últimamente, de las precuelas que son rodadas posteriormente al resto de entregas.

La trama revela ciertos detalles que permiten entender las dos siguientes películas. A nivel del cubo, no aporta ninguna novedad destacable, en cambio, responde a muchas de las preguntas filosóficas que se hacen todos los que están dentro: ¿Por qué estamos aquí?, ¿De dónde venimos?, ¿A dónde vamos?, …

Para evitar romper sorpresas, recomiendo que Cube Zero sea la última en visionarse. El orden ideal sería comenzar por Cube; seguir con Cube 2: Hypercube; y concluír con Cube Zero.



3 comentarios en “Cube Zero”

  1. He visto las 3 de la saga y son grandes películas, con bajo presupuesto pero muy bien aprovechado. Cube me encantó, Cube 2: hypercube me decepcionó bastante, pero cube zero bordó la saga.

    En España no tuvieron mucho éxito pero se merecen ser vistas.

    Un saludo Guti

  2. Hypercube todavia no la he visto… pero si las otras dos (Cube Zero hace apenas un par de semanas).

    La primera me pareció impresionante. De esas peliculas q cuando acaban te dejan pegado en la silla sin saber que decir… La segunda parte todavia no la he visto, por q tengo la sensación de q va a ser mas de lo mismo

    Y C.Zero si me ha gustado bastante… sobre todo por que te entreabre un poco mas ese universo, pero solo lo justo para dejarlo a tu imaginación.

  3. Pues qué decir… Cube es magnífica. Novedosa, intrigante. Y tan abierta a cualquier explicación que deja volar tu imaginación, y te hace sentir un personaje que está dentro del cubo, pues sabes lo mismo que ellos.

    De hecho, no creo que haya nadie que la haya visto y no haya pensado qué haría él si estuviese ahí.

    En cuanto tuve noticias de la segunda parte (hipercube), fui corriendo a verla. Y me decepcíonó totalmente. De hecho, sería mejor que se borrase para siempre porque empaña la primera.

    Si en la primera todos los personajes tienen un porqué, y se mueven por le cubo de manera lógica, en la segunda se los ve desdibujados, sin personalidad. Además, no hay argumento alguno. ¿cómo se sale de ese cubo? ¿por qué hay quien se salva y quien no? Seguir diciendo cosas sería cargárme el argumento.

    Pero esta precuela sí que me parece apta. Enlaza de maravilla con la primera, te desvela algún dato pero dejando aún lugar a la imaginación; y sobretodo, lo mejor, es que se olvida totalmente de lo que pasa en la segunda. La obvia, que es lo mejor que se puede hacer con ella.

    No posee lo novedoso de Cube, ni está tan bien enlazado el argumento, pero no deja de ser una buena película que merece la pena ver.

    Salud!

Deja un comentario