Como cada primero de mayo, hemos celebrado el Día del Trabajador, y los sindicatos han organizado sus respectivas manifestaciones.

Bajo la consigna Por la Igualdad. Empleo de Calidad desde CC.OO y UGT se atacaban al mismo tiempo dos problemáticas: el trabajo estable, y la igualdad entre los trabajadores. Esta última entendida como igualdad entre sexos, los jóvenes, y la inmigración.

Acerca de la estabilidad, nada que decir. Sobre la igualdad, a mi que me perdonen, pero aquí ya no entiendo nada…

¿Quiére esto decir que para dar ejemplo, los señores Jose Maria Fidalgo y Cándido Méndez entre otros, van a bajarse el suelo a digamos 900 euros mensuales? ¿O es que tal vez se pretende la igualdad por el otro sentido, haciendo que todos cobremos un salario equivalente al de ellos?