Había leído en varios medios sobre la existencia de un video casero filmado por una de las dos hijas de David Hasselhoff, donde aparecía éste, tan cargado que tenía que dar dos viajes.

Por lo visto fue el propio David, el que pidió a su hija que le grabase en estado de embriaguez, para así poder verse, y que le sirviera de choque en su cura de desintoxicación etílica.

Es duro ver a los ídolos caer…