No tiene precio el clip de Jump in my car, protagonizado por David Hasselhoff, con lo mejor de él, de la época, y como no, del coche fantástico.